Leones Negros no encontró la fórmula para abrir el cerrojo implantado por Atlante en la cancha del Estadio Jalisco y al final Leones Negros y Potros de Hierro terminaron igualados 0-0.

Desde el comienzo, la férrea disputa por el control del balón provocó demasiados choques y volvió un partido ríspido de mucha pelea en medio campo que en 10 minutos ya tenía a tres jugadores amonestados.

Lejos de las emociones en el área como habían acostumbrado los partidos de local de los ‘Melenudos’, los de Cancún plantearon un encuentro basado en el orden defensivo, con ocho jugadores detrás de la pelota cuando estaba en los pies de los universitarios y buscando alguna ocasión con dos hombres de ataque buscando rematar centros que apenas pudieron inquietar la portería defendida por Humberto Hernández.

Fue hasta el minuto 15 cuando UdeG realizó el primer tiro a gol, después los tiros de esquina fueron la mejor oportunidad de acercarse al arco rival, un par de remates desviados de Christian López, fue todo lo que se pudo generar de emociones en los primeros 45 minutos, pues la imprecisión de los locales, evitó que pudieran hilvanar más jugadas claras de gol.

Para la parte complementaria llegaron las mejores ocasiones del encuentro, ambas de Leones Negros, tras un cambio de juego, Pablo Olivera retrasó el balón a la entrada de Fernando Guerrero, quien ingresó perfilado al área, pero su tiro salió sin potencia por lo que quedo libre en el área a donde Ribair Rodríguez llegó para buscar empujarlo, pero la defensa atlantista se las ingenió para alejar el esférico antes de que entrara a la portería.

La segunda ocasión fue cuando los jugadores uruguayos se aliaron para con una pared desarticular a la defensa rival, Ribair cedió a Pablo, quien al borde del área intentó colocar su disparo pegado al poste, pero el portero Gerardo Ruiz alcanzó a rechazar abajo dejando nuevamente el balón a merced para la llegada de Ribair a quien un defensa con una oportuna barrida le tapó el contrarremate.

Eran los mejores momentos de la Universidad de Guadalajara en encuentro, pero entonces una falta de Ribair Rodríguez en el centro del campo fue juzgada por el árbitro central, Ángel Monroy Bello, como juego brusco grave por lo que sin contemplaciones le mostró la tarjeta roja al camiseta #5, dejando a Leones Negros con un jugador menos desde el minuto 68.

A pesar de jugar con 10 hombres, los ‘Melenudos’ no cambiaron la fórmula de ir a buscar el partido, mientras que el rival mantuvo su ordenada formación que aguantó el 0-0 hasta el silbatazo final.

Fue el tercer empate de manera consecutiva para UdeG jugando como local, para llegar a 20 puntos y subir un peldaño en la clasificación, manteniéndose en quinto lugar a falta de dos jornadas por disputar en el Ascenso MX.

Además Humberto ‘Gansito’ Hernández celebró sus 100 partidos de liga con Leones Negros con el quinto partido sin recibir gol del torneo.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here