El equipo de la Universidad de Guadalajara salió frustrado del Estadio Jalisco al no poder alegrar la noche de los más de 8 mil aficionados que se dieron cita al tenerse que conformar con el empate a dos goles entre Leones Negros y Mineros.

Fueron aspectos específicos los que cambiaron el rumbo del encuentro, que durante los primeros 40 minutos fue un vaivén de emociones, que se frenaron en secó por la temprana expulsión de Jorge Mora y que terminaron por ahogarse con el desafortunado autogol universitario que decretó el 2-2 final.

Ambos saltaron al campo con una propuesta ofensiva, reglando una primera parte de ida y vuelta y que terminó con tres goles en el marcador; desde muy temprano Leones Negros intentó buscar un espacio a través del pase filtrado, pero la buena lectura de los zacatecanos hizo caer en fuera de lugar a los delanteros.

Del otro lado del campo, en una jugada similar, Gustavo Ramírez estuvo habilitado y tras chocar con la salida de Humberto Hernández, el balón no tuvo dueño claro, el atacante cayó al césped y el árbitro, Oscar Mejía, marcó la pena máxima, que hizo válida Juan Ezequiel Cuevas para adelantar a la visita desde los 10 minutos de juego.

Pero la reacción melenuda fue casi inmediata y en menos de 6 minutos lograron darle la vuelta al marcador, tras un par de avisos, en el tercer intento llegó el empate con un tiro libre a las afueras del área; el disparo de Jorge Mora fue ligeramente desviado en su trayectoria rumbo a la portería, suficiente para superar al arquero, Carlos Velázquez.

El poder ofensivo de UdeG, no redujo su intensidad y en una jugada individual de Fernando Guerrero, al enviar su centro, el balón impactó la mano de Geovanny Nazareno, a lo que el central Mejía no dudó en marcar como penal, mismo que Juan Luis Anangonó se dispuso a cobrar y engañando al portero rival y con su quinto tanto del torneo le dio la vuelta al marcador a los 29 minutos.

Con esa verticalidad continuó la disputa del juego, hasta que justo antes del descanso, en una falta de rutina en media cancha cometida por Mora, el juez central sorprendió a propios y extraños al llevarse la mano al bolsillo y mostró la tarjeta roja al autor del primer gol universitario; acción que cambió completamente el rumbo del juego para los 45 minutos restantes.

Para la segunda parte, al jugar con un hombre menos en el terreno de juego, Leones Negros no pudo mantener el ritmo mostrado y desde la banca, Daniel Guzmán, se vio forzado a hacer modificaciones para contener a unos agresivos Mineros, que se volcaron al frente.

Los embates de Zacatecas llegaron por varios sectores del campo, pero tuvo que ser un universitario el único que pudiera vulnerar la portería defendida por el ‘Gansito’ Hernández, pues en una desafortunada acción, Fidel Vázquez se enredó con un balón cruzado a segundo poste y terminó por empujarlo al fondo de su propio arco igualando el marcador a los 69 de tiempo corrido.

Todavía con tiempo en el reloj, los visitantes siguieron buscando, pero sin encontrar el gol de la diferencia, hasta que al minuto 85 el árbitro igualó las condiciones en el campo al expulsar a Sergio Santana, tras un aparatoso choque dentro del área universitaria, entre el delantero y el portero felino.

Ya con igualdad de condiciones, Leones Negros contó con un par de oportunidades sobre el final del encuentro, en tiros de esquina; un remate de Anangonó que alcanzó a rechazar el portero Velázquez y un cabezazo prolongado a segundo poste al que Héctor Reynoso no alcanzó a llegar a cerrar, fueron las últimas emociones en las que los 8 mil 197 aficionados ahogaron el grito de gol.

Tras el empate, UdeG llega a 16 puntos para mantenerse en puestos de Liguilla tras 11 Jornadas disputadas en el Apertura 2015 y a falta de cuatro partidos por disputar para culminar con la fase regular del Ascenso MX.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here