Mundial Femenil
Fotografía: Damien Meyer - AFP
Rennes, Francia.

Un penal anotado por Lieke Martens en el minuto 90 permitió a Holanda ganar por 2-1 a Japón, con dos tantos de la jugadora del Barcelona, y clasificar al conjunto ‘Oranje’ a cuartos del Mundial femenino.

En partido jugado este martes en Rennes, Martens adelantó a Holanda en el minuto 17, antes de que Japón empatara en el 43 por medio de Yui Hasegawa.

Cuando más atacaban las asiáticas, que crearon múltiples ocasiones, una mano en el área de Saki Kumagai hizo a las europeas ganar el partido y pasar a cuartos, donde se medirán a Italia, que se había impuesto antes en Montpellier a China por 2-0.

Un cruel final para el equipo japonés, que arrasó a su rival en la última media hora de partido, con un disparo al larguero incluido y varias buenas intervenciones de la portera y defensa holandesas.

Mundial Femenil
Fotografía,Loic Venance – AFP

Además fue su estrella, Kumagai, capitana del equipo y jugadora del Lyon francés, la que cometió la mano en el área, tras un disparo de Vivianne Miedemaque, y propició que Holanda, actual campeona europea, se tomara la revancha de la eliminación ante Japón en octavos del Mundial de Canadá-2015.

Triste adiós en este Mundial para un equipo asiático campeón del mundo en Alemania-2011 y finalista hace cuatro años en Canadá.

El primer gol de Martens, de tacón, apenas pasado el primer cuarto de hora de partido, hacía justicia hasta ese momento al dominio holandés.

Mundial Femenil
Fotografía: Loic Venance – AFP

Yui Hasegawa empataba poco antes del descanso al elevar el balón ante la salida de la portera Sari van Veenendaal, tras un pase de Mana Iwabuchi.

Después llegó un festival de ocasiones niponas nada fructíferas, entre ellas un disparo al larguero de Hima Sugita (79), hasta la fatídica mano de Kumagai.

Mundial Femenil
Fotografía:Damien Meyer – AFP