La puertorriqueña Mónica Puig se clasificó brillantemente para la final individual del tenis femenino tres derrotar este viernes a la checa Petra Kvitova por 6-4, 1-6 y 6-3, asegurando a su país una primera medalla en los Juegos Olímpicos de Río.

La boricua se convierte así en la segunda tenista latinoamericana en ganar una medalla en individual tras la argentina Gabriela Sabatini en Seúl-1988.

Asegura además la primera medalla en Río para Puerto Rico y podría convertirse en la primera representante de su país en ganar un oro olímpico.

Puig comenzó muy nerviosa el partido y en un abrir y cerrar de ojos se vio 3-0 abajo, después de perder el servicio en el segundo juego.

Apenas hacía daño con su saque y la más experimentada checa Kvitova (14ª en el ranking actual, dos títulos de Wimbledon y cuatro Copas Federación), llevaba la iniciativa del juego gracias a su poderoso saque.

Todo cambió a partir del cuarto ‘game’, cuando Puig logró conservar con solvencia el servicio, logró el ‘break en el siguiente y empató 3-3 con un juego en blanco.

Mucho más serena, con un servicio más preciso y fuerte, y moviendo bien a la checa en el fondo de la pista, era la europea la que estaba entonces en dificultades, teniendo que superar otra bola de ‘break’ en el séptimo juego.

La boricua sí logró el quiebro en el noveno y cerró el primer set de manera efectiva con su servicio (6-4) en 36 minutos.

La checa reaccionó en el segundo set, rompiendo dos veces el saque de Puig para colocarse 5-0 y tener incluso una bola de set en el sexto juego, pero la boricua logró salvarla con un ‘ace’ y otro gran primero.

Animada por algunas decenas de compatriotas presentes en las gradas de la pista central del Centro Olímpico de Barra de Tijuca, Puig quiso reaccionar y contó con 15-40 para al menos alargar el set, pero la checa, que llegó a ser la número 2 del mundo en 2011, volvió a tirar de su poderoso saque para forzar el tercer set (1-6), pese a cometer dos dobles faltas casi consecutivas que a punto estuvieron de costarle caro.

La boricua no acusó el golpe, conservando el saque en el juego inicial del tercer set y con un ‘break’ en el segundo que le dejaba en buena disposición para buscar la final.

Sin embargo, la checa le devolvió el quiebre inmediatamente después y con un juego en blanco se colocó 2-2.

La boricua cortó la reacción ganando su servicio y colocándose 0-40 en el sexto juego, ganando la tercera para ponerse 4-2 arriba.

La checa fue muy irregular en esos momentos, combinando golpes ganadores con muchas pelotas a la red. Puig se mostró más serena y consistente

A dos juegos de verse en la final, Puig perdió su siguiente servicio con dos bolas que se marcharon muy lejos de las líneas.

Se lo devolvió en el siguiente, procurándose un ‘break point’ tras un larguísimo intercambio, que certificó poco después para el 5-3, mientras en la cancha se escuchaban gritos de ¡Mónica, Mónica! y ¡Puerto Rico, Puerto Rico!.

Eso llevó en volandas a la boricua que cerró el partido con un 6-3 para meterse en la final, donde se enfrenará por el oro a la alemana Angelique Kerber o a la estadounidense Madison Keys.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here