Un grupo 45 aficionados del equipo Tigres se quedaron varados en Guadalajara, luego de que el autobús que contrataron los dejó afuera del estadio Jalisco, llevándose sus pertenencias.

En el transcurso de la mañana 20 jóvenes pudieron regresar con el apoyo de familiares, cinco mujeres se devolvieron en otros autobuses y 20 más son los que se quedaron afuera de los portales de la Presidencia Municipal de Guadalajara buscando ayuda del Ayuntamiento tapatío para regresar a su ciudad de origen.

Los seguidores del equipo Tigres durmieron afuera de la sede de gobierno municipal y personal del municipio les obsequió agua y les permitió ingresar a los sanitarios de la Presidencia de Guadalajara.

Los jóvenes, en su mayoría de entre 18 y 20 años de edad, responsabilizan del incidente al dueño del autobús, quien se molestó porque los aficionados iban bebiendo y fumando en el viaje de Monterrey a Guadalajara y realizaron algunos destrozos a la unidad, a donde llegaron para presenciar el partido entre Tigres y la UdeG, que ganaron los Leones Negros 2 a 1.

Algunas personas obsequiaron pan dulce y algo de alimento para los jóvenes que esperaban la ayuda del Ayuntamiento tapatío para poder contratar un camión o buscar boletos con descuento en autobuses foráneos.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here