A un año del convenio firmado entre Clubes Unidos y el Ayuntamiento de Guadalajara, no se ha cumplido con ninguno de los puntos que se asentaron en el documento, por lo que la regidora panista Cristina Solórzano exigió que se retome el contenido de ese escrito y se respeten los compromisos contraídos, además de que es recomendable modificar y adecuar los reglamentos y las medidas necesarias para dar seguridad a los aficionados en la tribuna y a los deportistas en el campo.

No se han colocado torniquetes como se había acordado, y las vallas que colocan antes de cada partido son a costa del Ayuntamiento, por lo que los regidores panistas consideraron que las citadas barreras deben ser pagadas por Clubes Unidos de Jalisco. 

Solórzano Márquez aclaró que en la iniciativa reciente que propuso para modificar el reglamento, no implica que la policía omita su intervención en la vigilancia en torno al Estadio durante los juegos de fútbol.

La regidora expuso que el cuidado de las barras y grupos de animación de los equipos previo al ingreso de los estadios es costoso, pero es un servicio que debe proporcionarse por grupos de seguridad privada.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here