El equipo de la Universidad de Guadalajara realizó una prueba que simplemente no funcionó. Atlante fue contundente en la primera mitad para superar 3-0 a unos Leones Negros que además tuvieron que jugar con desventaja numérica en el campo por más de 70 minutos.

El tener asegurado el lugar en la Liguilla y el liderato general por doceava semana consecutiva, le dio la oportunidad a Daniel Guzmán de probar un nuevo esquema táctico en la cancha del Andrés Quintana Roo, pero en 20 minutos se vino al traste lo planeado por los ‘Melenudos’.

Apenas a los 9 minutos un centro a segundo poste, tomó desubicada a la zaga universitaria, situación que aprovechó Oscar Uscanga para, dentro del área, bajar el balón con el pecho y con una alta volea, contó con la fortuna que el esférico golpeó el travesaño en la parte más baja y picó dentro del arco felino para marcar de ‘campanita’ el primer tanto del partido.

Gol que tomó por sorpresa a Leones Negros que mientras se reacomodaba en el campo, se encontró con una segunda anotación al minuto 18 por conducto de Fernando Herrera, quien aprovechó un balón rechazado y desde fuera de la media luna, conectó el balón con pierna derecha y con resbalón incluido le dio potencia y colocación a su disparo que entró pegado al poste haciendo inútil la estirada de Humberto Hernández.

Si la tempranera desventaja era una losa pesada para los visitantes, a los 21 minutos de la primera parte el encuentro tornó con tintes trágicos para UdeG, cuando un choque en medio campo, fue catalogado por el árbitro central, Monroy Bello, como una agresión de parte del delantero uruguayo, Pablo Olivera, quien se fue expulsado dejando a los felinos en inferioridad numérica.

Y para terminar con un primer tiempo para el olvido, Ramón Mendieta aprovechó un balón filtrado que techó al defensor Armando Nieves, el paraguayo impactó el esférico botando y superó por alto al ‘Gansito’ Hernández, para marcar el 3-0 que a la postre fue el definitivo a los 38 minutos.

Para la parte complementaria, Leones Negros mejoró notablemente, desde la banca se reacomodó al equipo y se realizaron tres cambios de carácter ofensivo buscando descontar en el marcador. Con el pasar de los minutos el equipo tapatío se fue haciendo de la posesión del balón y poco a poco comenzó a inquietar en al menos cuatro ocasiones la meta defendida por Gerardo Ruiz, quien junto con sus defensores, apagaron los ataques universitarios.

Al final se consumó la tercera derrota de Leones Negros en una cabalística Jornada 13 que no es muy del agrado de la UdeG, pues desde hace cuatro torneos no logra ganar en dicha fecha del campeonato, pero que a pesar del tropiezo, los ‘Melenudos’, que se quedaron con 26 puntos, mantendrán el primer lugar en la Tabla General con dos partidos por disputar. 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here