A un año y medio de la designación de la ciudad-sede de los Juegos Olímpicos de 2024, las cuatro ciudades en liza (Budapest, Los Angeles, Roma y París) desplegaron simbólicamente esta semana en Lausana su campaña de seducción a los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI).

Cada candidata mandó una delegación importante con motivo de la convención SportAccord, que reúne cada año a los presidentes de las grandes federaciones olímpicas y a numerosos miembros del COI, que tiene su sede central en esa ciudad suiza.

La campaña se presenta larga, ya que la elección de la sede de los Juegos Olímpicos de verano de 2024 no tendrá lugar hasta septiembre de 2017 en Lima.

“Sólo estamos en el séptimo u octavo kilómetro del maratón, habrá que guardar fuerzas”, admite Gusztav Bienerth, vicepresidente del Comité de Candidatura de Budapest. “Pero sentimos que todo se ha acelerado esta semana”, señala.

“Es un momento importante para la candidatura por poder vernos con todas estas federaciones”, confirma por su parte Tony Estanguet, vicepresidente de París-2024, que presentó a la alcaldesa de la capital francesa, Anne Hidalgo, a sus colegas miembros del COI, como el expertiguista ucraniano Sergei Bubka o el presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), el que fuera doble campeón olímpico de 1.500 metros Sebastian Coe.

“Estamos aquí para comprender y aprender. Es muy importante ver cuáles son las necesidades del mundo olímpico”, añadió Hidalgo, que destacó que sus interlocutores no se han mostrado preocupados por cuestiones de seguridad tras los atentados de noviembre en París, sino que quedaron más bien “impresionados por cómo se ha repuesto el pueblo parisino”.

Por su parte, Roma dijo tener un presupuesto de candidatura de 24,9 millones de euros, “dos veces menos que el de Los Ángeles” (el de París es de 60 millones de euros), según explicó Luca Di Montezemolo, expatrón de la Scuderia Ferrari de Fórmula 1 y a la cabeza de la candidatura de la ‘Ciudad Eterna’.

– Próxima etapa, Rio –

“Esta candidatura es una competición y me gusta la competición”, afirmó Di Montezemolo, “ya sea contra Niki Lauda en la Fórmula 1, con el velero Azzurra en la Copa del América o con la Juventus de Turín”, club ese último del que fue vicepresidente.

En lo que se refiere a las sedes de la competición, Roma subrayó que cuenta con “un 70% de las instalaciones ya disponibles y que deberán ser renovadas”. La vela se disputaría en la isla de Cerdeña y el torneo de fútbol en 11 ciudades del país, si Roma es finalmente la seleccionada.

¿En qué argumentos quieren insistir los romanos? “Contamos al mismo tiempo con un enfoque muy profesional y con una auténtica pasión por el deporte”, añadió el líder de la candidatura, que destacó el respaldo de empresas destacadas del país como la energética ENI o la aerolínea Alitalia.

En el juego de los pronósticos, muchos parecen conceder una pequeña ventaja en esta carrera a Los Ángeles y París.

El presidente de la candidatura californiana, Casey Wasserman, prudente, no quiere asumir riesgos.

A una pregunta sobre una eventual elección de Donald Trump como presidente estadounidense respondió con un seco y directo “No comentamos eso”, prefiriendo centrarse en “las bazas de Los Ángeles, sus playas y sus numerosas infraestructuras existentes o que serán financiadas por el sector privado”.

La próxima etapa del maratón olímpico pasará por Rio durante los Juegos de este año (5-21 agosto). Allí, cada ciudad tendrá la oportunidad de seguir tratando de convencer al centenar de miembros del COI que decidirán en 2017 en Perú.

En el calendario de las candidatas para 2024, otra cita importante de este 2016 sera Doha, en noviembre, donde cada una de las cuatro aspirantes tendrá 15 minutos para presentar su proyecto en la Asamblea General de los Comités Nacionales Olímpicos (ANOC).

Será el último gran encuentro antes de que en febrero de 2017 tengan que entregarse los dosieres finales al COI.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here