Guadalajara, Jalisco.

Las Chivas le dijeron adiós a sus posibilidades de avanzar a la Liguilla, al acumular su séptimo partido del torneo sin conocer la victoria en casa, al caer derrotados en esta ocasión frente a Monarcas Morelia, al son de 2-1, en un duelo donde el cuadro rojiblanco se quedó con un jugador menos.

El duelo quedará marcado por la polémica, pues el árbitro Marco Antonio Ortiz cobró un penal a favor de Monarcas que genera dudas, pues si bien hay contacto de Rodolfo Cota sobre Raúl Ruidíaz, este no lo derriba en la búsqueda de la pelota con el manotazo.

Pese a ello, el peruano cobró el penal de forma segura, con un sólido disparo al 50’.

Chivas igualó gracias a una estupenda volea de Carlos Salcido, al 61’,. A la postre, el de Ocotlán se convertiría en el villano de la noche.

Otro que también quedó marcado fue Rodolfo Pizarro, quien se fue expulsado por un error al manotear una pelota, en las barbas del árbitro. Ahora, Pizarro no podrá jugar el Clásico ante América de esta mitad de semana.

El final del encuentro fue de ida y vuelta, con opciones para ambos cuadros, pero fue Monarcas el que tuvo más suerte, ya que Carlos Salcido marcó en su propia puerta al minuto 93’, tras un centro desde la izquierda.

Chivas se queda estancado con 9 puntos y es antepenúltimo de la clasificación general. Con el triunfo, Monarcas es sexto con 19 unidades.