La selección de Chile ganó este domingo en Estados Unidos por segunda vez consecutiva la Copa América, un duro golpe para Argentina que llevó a su astro Lionel Messi anunciar su retiro de la albiceleste.

Tal fue el golpe para Messi, quien erró el primer penal de Argentina en la serie definitoria, que al finalizar el encuentro en el Met Life Stadium, frente a Nueva York, dijo que se retiraba del seleccionado frustrado por haber perdido cuatro finales consecutivas.

La Copa América Centenario se definió este domingo en la tanda penales con triunfo chileno 4-2 (0-0), extendiendo a 23 años la sequía de títulos de Argentina.

“Ya está, se terminó para mi la selección argentina”, dijo un Messi desilusionado tras el partido.

“Es un momento duro para mí y para todo el equipo, es muy difícil para mí seguir así, por todo, ya está, se terminó para mí la selección argentina”, confesó un Messi reflexivo y sereno en la zona mixta.

“Son cuatro finales las que me toca perder, tres seguidas, la verdad que es una mala racha que se me da, pero ya está, es mi decisión”, agregó el astro del fútbol mundial.

Messi perdió las finales de Venezuela-2007, Mundial de Brasil-2014, la Copa América-2015 y la Copa América Centenario-2016.

El astro del Barcelona deja la albiceleste como el máximo goleador histórico con 55 goles, una marca que había alcanzado en este certamen.

La definición en Estados Unidos fue casi una copia de la anterior edición en Chile, cuando ganó la serie 4-1 tras igualar 0-0 en el tiempo regular y en el suplementario. 

Tras la caída en Nueva York, la generación liderada por Messi e integrada por otras figuras mundiales como Angel Di María (PSG), Sergio Agüero (Manchester City) y Gonzalo Higuaín (Nápoles) se ha quedado casi sin opciones para levantar una copa, que Argentina ganó por última vez en Ecuador-1993.

Sin embargo, ‘el Kun’ Agüero admitió que “probablemente, Messi no sea el único que deje la Selección”. 

“Estábamos todos muy jodidos (dolidos)”, dijo el delantero, quien agregó sobre Messi: “Es la vez que peor lo vi en el vestuario”.

Tras conocerse la decisión de Messi de renunciar a la selección, se inició en Twitter una campaña con el hashtag “#NotevayasLeo” para que el mejor jugador del mundo revea su decisión.

El portero Claudio Bravo, compañero de Messi en el Barcelona, se convirtió en el héroe de la gran final en el estadio MetLife de RutherFord, frente a Nueva York, al atajar el penal a Lucas Biglia.

– Generación única –

La ‘generación dorada’ de La Roja ha alcanzado el punto justo de madurez con Arturo Vidal, Alexis Sánchez, Gary Medel, Marcelo Díaz y Claudio Bravo le han dado a la Roja sus dos únicos títulos en la historia.

Chile ha ido de menos a más en esta Copa América, con derrota en el debut precisamente ante Argentina, pero en cuartos de final apabulló a México 7-0 y en semis despachó con autoridad a Colombia.

El argentino Juan Antonio Pizzi, que fue muy cuestionado meses atrás, imitó a su compatriota Jorge Sampaoli que había dirigido a la generación dorada en la primera conquista de Chile y en casa.

– “Sin techo” –

“No tenemos techo. Fue una final difícil contra una selección de muy buenos jugadores. Logramos el objetivo que queríamos desde que llegamos, que era el bicampeonato, y pareciera que no tenemos techo”, dijo el ‘Rey Arturo’ al concluir el partido.

“Nos hemos pelado la piel por esto, coronar esto así nos llena de felicidad. Nunca bajamos los brazos, siempre creímos en nosotros y este es el resultado de un trabajo sacrificado”, aseguró de su lado el meta y capitán de la Roja, Claudio Bravo.

Una vez concluido el partido, la plaza Baquedano en Santiago, el epicentro de las pocas celebraciones que Chile había logrado en el deporte, fue nuevamente copada por los hinchas que con camisetas, banderas, gorros y en medio de abrazos celebraron el trofeo de la Copa Centenario, que conmemora los 100 años de la Copa América.

El intenso frío del invierno austral y la preemergencia ambiental bajo la cual se encuentra la capital chilena no fueron impedimento para que caravanas de vehículos colapsen las calles en medio de los pitos de las bocinas que se mezclaban con los gritos de los hinchas a pie.

– Rey sin coronas –

Además de las tres finales consecutivas perdidas, los escépticos hinchas argentinos van más atrás y suman subcampeonatos en Perú-2004 y Venezuela-2007, en ambos casos contra su arrchirrival Brasil, y en el medio la Copa Confederaciones en 2005.

Seis finales jugadas y seis perdidas en 12 años, desde 2004 a 2016, un palmarés llamativo.

El liderazgo de Argentina en el ránking de la FIFA marca que es un seleccionado muy competitivo, aunque esa clasificación no expresa que la albiceleste es un rey sin coronas.

Messi, con 28 títulos en el Barcelona, no logra quedar en la historia como el líder de esta época como lo fueron Mario Kempes en los años 70, Diego Maradona en los 80, y Gabriel Batistuta, en los 90, a quien desalojó en este Copa como goleador histórico de Argentina, con 55 tantos.

En la gran final no se vio el gran poder de fuego de ambas selecciones, en un partido con demasiadas prevenciones entre dos seleccionados que se conocen demasiado.

El chileno Eduardo Vargas, con un póquer en la histórica goleada 7-0 a México, terminó como máximo goleador de la Copa con seis tantos, seguido por Messi en cinco, quien jugó su mejor Copa América desde la que disputó en Venezuela-2007.

En ese nuevo maleficio argentino, Gonzalo Higuaín volvió a fallar cuando tenía el gol a disposición, como le ocurrió en las finales del Mundial de Brasil-2014 y en Chile-2015.

Argentina vuelve a vivir una gran frustración pese a que tenía la mesa servida, mientras Chile está aprovechando al máximo a la mejor generación de fútbol de su historia.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here