4 años de trabajo fueron tirados a la basura por el boxeador marroquí Hassan Saada número 34 del mundo y una de las grandes esperanzas de medalla para su país en la disciplina, ya que no podrá competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro luego de ser acusado de violación.

Hassan de 22 años que  tenía  algunas semanas trabajando en Río llegaba a la justa con buenos resultados luego de convertirse  en campeón  nacional en el  2012 y 2014, además se colocó en  el tercer lugar del campeonato africano  de boxeo que se llevó a cabo en Marruecos  en el 2015.

El marroquí arrancaría su actividad en la justa olímpica en la ronda preliminar  este sábado en los 81 kilogramos ante el turco Nadir Unal.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here