Australia rompió el récord mundial de los 4×100 metros libres femeninos de natación este sábado y revalidó su título olímpico en Rio de Janeiro-2016.

Con una demostración de las hermanas Cate y Bronte Campbell, que nadaron junto a Emma McKeon y Brittany Elmslie, el relevo ‘aussie’ paró los relojes en 3 minutos 30.65 segundos.

La anterior marca mundial pertenecía a las australianas (3:30.98), establecida en Glasgow en 2014.

En segundo lugar quedó Estados Unidos (3:31.89) y el bronce fue para Canadá (3:32.98).

Holanda, campeón olímpico de la distancia en Pekín-2008 y medalla de plata en Londres-2012, terminó este sábado en el cuarto lugar.

Estados Unidos lideraba la carrera seguida por australia hasta los 200 metros, cuando Bronte Campbell entró en acción y remontó la diferencia ante Dana Vollmer.

Su hermana Cate, la nadadora más rápida de todos los tiempos en los 100 metros libres desde el mes pasado (52.06), completó la faena frente a Katie Ledecky y le dio a Australia nuevamente el título olímpico de los 4×100 metros libres.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here