Fotografía: Rafael Hernández
Guadalajara, Jalisco.

Alrededor de 200 niños integrantes del equipo de futbol americano Arizona Cardinals podrían quedar prácticamente fuera de la final de sus categorías por no tener donde jugar; el ayuntamiento de Zapopan les pidió la unidad deportiva donde practican.

El próximo sábado 10 de agosto disputan la final como locales y el Consejo Municipal de Deporte (COMUDE) les entregó un oficio en el cual les prohíben el uso del campo.

Padres de familia y titulares del equipo en rueda de prensa pidieron al alcalde Pablo Lemus Navarro que les permita disputar el partido y se reconsidere la posibilidad de su permanencia en la unidad deportiva, ubicada en la colonia Paseos del Sol.

Fotografía: Rafael Hernández

Por cierto que existe un convenio celebrado entre el ayuntamiento y el equipo, que representa un pago bimestral de 43 mil pesos que han cubierto sin demora, por parte de los deportistas según confirmaron.

Además, advirtieron los dirigentes de Arizona Cardinals posibles “violaciones a los derechos humanos” de los menores, toda vez que no cuentan con la posibilidad de mudarse a una sede alterna.

No descartan acudir a la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) en caso de que no haya un acercamiento con las autoridades.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here