Argentina de Messi atrapó un triunfo imprescindible ante Chile por el premundial a Rusia-2018 y saboreó cierta venganza de la final de la Copa América-2015, en una fecha en la que el líder Ecuador sufrió para igualar con Paraguay y Colombia hizo cumbre ante Bolivia en La Paz.

Aunque de mucho valor simbólico, la victoria 2-1 no le dejó casi nada a la albiceleste, que lució apagada y con un Messi apático que nuevamente no se pareció nada al estelar que brilla en el FC Barcelona.

Tres intentos y dos goles en el primer tiempo anotados por Angel Di María y el lateral Gabriel Mercado es demasiado poco para un seleccionado que se jacta de contar con una mortífera delantera.

En la segunda etapa, el equipo de Gerardo ‘Tata’ Martino se dedicó solo a hacer lo que no sabe: defenderse. Y dio una pobre imagen con medio equipo deambulando por el césped del estadio Nacional.

Messi, en definitiva, no le hizo un gran homenaje a otro crack del fútbol como el holandés Johan Cruyff, fallecido este jueves, arquitecto de la revolución en el Barcelona que hoy lidera el argentino. 

“Contento por los tres puntos porque era necesario poder tener un resultado así (…) ganar para acomodarnos” en la clasificatoria sudamericana rumbo a Rusia-2018, evaluó Messi al concluir el encuentro. 

En el estreno del hispano-argentino Juan Antonio Pizzi, Chile arrancó con ímpetu y Felipe Gutiérrez anotó a los 11, pero se fue apagando y tuvo la mala fortuna de perder a Matías Fernández y Marcelo Díaz por lesiones en el primer tiempo.

El equipo de Pizzi mostró algunos destellos del vértigo que le inculcaba su antecesor y compatriota Jorge Sampaoli, el conductor que llevó a Chile al primer título en su historia, aún sin tiempo para darle su propia identidad.

Como atenuante, Pizzi afrontó además en su debut la sensible baja del volante Arturo Vidal, suspendido por acumulación de amonestaciones.

De este modo, Argentina suma 8 puntos y se ubica cuarto en la clasificación, mientras que Chile se clavó en siete, acumulando dos derrotas consecutivas.

James resucita en la altura

A diferencia de Messi, que luce en el Barcelona pero se apaga en la selección, el estelar James Rodríguez, en baja en el Real Madrid, guió la victoria de un recuperado seleccionado cafetero que arrancó a todo ritmo, sin inquietarse por el fantasma de la altura de La Paz, a 3.600 msnm, hasta irse al descanso con una justa ventaja por 2-0.

El propio James, al minuto 10, y Carlos Bacca (AC Milan), al 40, sorprendieron a un conjunto boliviano desorientado y sin reacción.

Sin embargo, la verde despertó de su siesta en la complementaria y tras remontar y ponerse 2-2 parecía que se encaminaba fácilmente a lograr los tres puntos, pero en un contragolpe mortífero el recién ingresado delantero Marlos Moreno, aún fresco, habilitó a Edwin Cardona, otro que saltó del banco, quien definió con mucha categoría al 90+1. 

“Me hago responsable del resultado”, dijo lacónicamente el técnico boliviano, Julio Valdivieso, quien destacó el desempeño y la entrega de su plantel en el segundo tiempo.

La selección colombiana que dirige el argentino José Pekerman suma ahora siete puntos y espera el martes al líder Ecuador en la sexta jornada de la eliminatoria, mientras que Bolivia se queda con tres y con la perspectiva de una nueva frustración premundialista.

“Siempre creímos en el triunfo, nos preparamos, lo esperamos y lo buscábamos”, afirmó Pekerman al concluir el encuentro.

Ecuador con mucho susto 

Ecuador, el ‘cuco’ de la clasificatoria, perdió su marcha ideal tras un arranque espectacular que incluyó un triunfo ante Argentina en Buenos Aires, al toparse este jueves con un Paraguay que volvió a sus fuentes apelando a la garra y fortaleza defensivas y con la eficiencia del portero Justo Villar.

El seleccionado de la mitad del mundo se puso al frente en el marcador, pero los guaraníes le dieron la vuelta 2-1 y estuvieron a dos minutos de dar el batacazo.

Sin embargo, los ecuatorianos fueron una y otra vez por el empate heroico, encarando una reacción desordenada pero incesante que finalmente sometió a los guaraníes al 90+1.

Los líderes suman ahora 13 puntos en cinco juegos, mientras que los dirigidos por el argentino Ramón Díaz llegaron a ocho, a la espera de Brasil el martes próximo en Asunción.  

A la espera de Suárez 

En la parte baja de la clasificación, Perú recibe en el último partido de la jornada al colista Venezuela apostando a sus experimentados ofensivos Jefferson Farfán, Claudio Pizarro y Paolo Guerrero para salir del anteúltimo escalón (tres puntos).

Venezuela, que perdió sus cuatro partidos hasta ahora, comenzará a despedirse prematuramente del boleto a Rusia-2018 si se va en blanco de Lima y repetir su historia de no haber accedido nunca a una cita máxima.

La quinta jornada se cerrará el viernes con la expectativa del regreso del artillero uruguayo Luis Suárez ante Brasil, en Recife, tras cumplir una suspensión de más de un año y medio por morder al italiano Giorgio Chiellini en el Mundial-2014.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here