Prepa 13
Fotografía: UdeG
Guadalajara, Jalisco.

La Preparatoria 13 del Sistema de Educación Media Superior (SEMS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), celebró su 25 aniversario, con un festival, donde el rector General de la UdeG, Ricardo Villanueva Lomelí, destacó que este plantel se construyó con mucho esfuerzo y es hoy en día la mejor de la Universidad.

“El regalo de estos 25 años es que el terreno anexo a esta preparatoria ha sido donado ya a la Universidad. El compromiso es que antes de diciembre debe estar escriturado y acabo de aprobar un fondo para la escrituración”, informó Villanueva Lomelí.

Dijo que como parte del programa Prioridades, que busca conocer las necesidades de los estudiantes, quienes eligieron un proyecto para aplicar en su plantel, para la Preparatoria 13 fueron solicitados lockers, por lo que este bachillerato contará próximamente con este servicio.

Destacó que en estos 25 años, la Universidad pasó de mil 812 aulas a 4 mil 386; había solamente 42 planteles entre centros universitarios y preparatorias, hoy son 189; cuenta con 287 mil 760 alumnos y en infraestructura pasó de 475 mil 476 metros cuadrados a 1 millón 420 mil 158 metros.

El Director del SEMS, César Barba Delgadillo recordó que hace 25 años la Universidad ganó dos cosas: la autonomía, que significa la libertad que tienen los universitarios de decidir su destino y la creación de la Red Universitaria, gracias a la que surgió este bachillerato.

“Hoy vemos los frutos de esa reforma universitaria: el crecimiento que ha tenido en estos 25 años la Preparatoria 13 que es la mejor y lo dicen los números, sus indicadores de calidad y los estudiantes que cada vez entran más a las licenciaturas de la UdeG y eso sucede porque aquí se hacen las cosas bien. Por eso, estos 25 años recobran doble importancia, porque esta Universidad es una red que va a seguir creciendo y nosotros los universitarios vamos a seguir decidiendo nuestro futuro”, dijo.

La directora del plantel, Aracely Ambríz Ramos, dijo que este bachillerato tiene diversos retos para el futuro como las nuevas realidades que enfrentará la educación media superior, la revisión y evaluación profunda del modelo educativo y el plan curricular del bachillerato general por competencias, así como facilitar la labor docente con liberación de procesos administrativos y burocráticos.

“Impulsar y fomentar la actualización docente dotándoles de mayores habilidades en las tecnologías de la información y en ambientes de aprendizaje pertinentes y efectivos. Transitar hacia el nuevo paradigma educativo de escuela inclusiva y promover en el aula la igualdad, equidad, la justicia social, sin perder de vista un enfoque global y ecológico, que favorezca la formación de jóvenes informados, solidarios, con actitud de respeto por su entorno y el entendimiento multicultural y diversidad”, señaló.

Redacción: Laura Sepúlveda