crucero gigante pierde el control en Venecia
Esta foto extraida de un video filmado el 7 de julio de 2019 y obtenido el 8 de julio de Roberto Ferrucci (www.robertoferrucci.com) muestra al crucero "Costa Deliziosa"(D) navegando peligrosamente cerca de un yate (I) cuando estaba siendo remolcado fuera de del puerto en el canal de la Giudecca en Venecia
Venecia, Italia.

Un mes después del choque de un crucero gigante contra el muelle y una embarcación en Venecia se evitó de nuevo una tragedia el domingo por la noche, cuando uno de esos mastodontes del mar perdió el control y casi se lleva por delante un yate turístico.

El crucero “Costa Deliziosa”, de casi 300 metros de largo y capaz de transportar a unas 3 mil personas, estaba por salir de la laguna de Venecia bajo una tormenta de lluvia y vientos fuertes, tirado por remolcadores, según un video publicado por el escritor y artista veneciano Roberto Ferrucci en su página web.

Debido al mal tiempo perdió el control y casi llega a chocar con el yate que estaba atracado no muy lejos de la famosa Plaza de San Marcos, lo que causó pánico a bordo.

Los miembros de la tripulación del yate, un barco de 50 metros que parece pequeño al lado del crucero, se apresuraron a saltar hacia el muelle, contaron algunos testigos.

El remolcador del “Costa Deliziosa” logró evitar el accidente y dirigirlo hacia la salida de la laguna sin problema.

El accidente atizó la controversia en torno a los daños que infligen a la ciudad italiana –inscrita junto con su laguna en el patrimonio universal de la UNESCO– y a su frágil ecosistema los enormes buques de crucero que navegan por los canales.

Su presencia es tal que las chimeneas de estos enormes barcos se perfilan por detrás de los campanarios y de los puentes de la emblemática ciudad, joya de la arquitectura bizantina.

Los ecologistas acusan a los cruceros de contribuir a la erosión de los cimientos de la ciudad, que se inunda con regularidad.