Imagen: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

La fertilización asistida ha cobrado fuerza con la llegada de avances en la ciencia, lo que permite con mayor facilidad y tasa de éxito la reproducción en personas que de forma natural no lo han logrado.

Tratamientos como la Inseminación Artificial o la Fertilización In Vitro, hacen posible el sueño de muchas personas de convertirse en padres cuando las circunstancias biológicas no lo permiten.

Dado la emergencia sanitaria que atraviesa el mundo se pensaría que muchas personas no recurrirían en buscar un embarazo. Sin embargo, al parecer está sucediendo lo contrario, se han reportado un incremento en el interés de asesoría y tratamientos para lograr el embarazo en clínicas de fertilización asistida.

Imagen: Biofertility Center

El Dr. Saúl Ruiz, director de la clínica de fertilidad en Guadalajara Biofertility Center, nos comenta que pese a la cuarentena el interés de las personas, principalmente mujeres, en buscar ayuda para lograr la fertilidad se mantiene, e incluso ha aumentado.

“Obviamente muchas piensan en esperar a que pase la cuarentena pero otras parecen querer aprovechar el momento para finalmente tomar la decisión de convertirse en padres”.

Para algunas personas el confinamiento los acercó más con sus parejas y con sus emociones, por lo que muchos confiesan haber modificado su escala de valores tras contemplar la fragilidad de la vida como la concebimos.