Costa Rica suma 4 casos de COVID-19
Fotografía: EFE/Jeffrey Arguedas
San José, Costa Rica.

Las autoridades de salud de Costa Rica contabilizaron solo 4 nuevos casos del coronavirus COVID-19 en las últimas 24 horas para un total de 117, pero descartaron que se traten de una tendencia, por lo que pidieron a la población extremar las medidas preventivas.

“Debemos seguir con las medidas preventivas, no bajar la guardia, limitar las salidas a lo estrictamente necesario, cuidar a los adultos mayores y no exponerlos”, declaró el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, en una vídeo conferencia de prensa.

Los datos del Ministerio de Salud indican que Costa Rica contabiliza 117 personas contagiadas y dos fallecidas. En la actualidad hay 6 personas hospitalizadas, de las cuales tres están en unidades de cuidados intensivos.

Costa Rica, que realiza en promedio 140 pruebas por día, en la última semana venía detectando alrededor de 10 casos nuevos diarios. “Aún si se reportan solo 4 casos hay que seguir las recomendaciones, por nada hay que bajar la guardia”, enfatizó el presidente Alvarado.

El director de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud, Rodrigo Marín, afirmó que es difícil saber por qué hubo una reducción de casos detectados en comparación con los días anteriores, y que algunas razones pueden ser las medidas preventivas o el largo tiempo de incubación del virus de hasta 14 días.

Marín dijo que “ojalá esta tendencia se mantuviera”, pero reconoció que lo más probable es los casos seguirán aumentando en las próximas semanas, pues Costa Rica apenas está empezando a enfrentar la pandemia.

Costa Rica detectó el primer caso el pasado 6 de marzo en una turista estadounidense que junto a su esposo fueron dados de alta el viernes. Ellos se mantuvieron aislados en un hospital y no presentaron síntomas graves.

El Gobierno costarricense informó que este sábado hubo una reunión con Nicaragua en la que participaron los ministros de Salud, Seguridad, Gobernación y Relaciones Exteriores, con el fin de afinar las medidas conjuntas en la frontera que prevengan la transmisión del coronavirus COVID-19, ya presente en ambos países.

Para tratar de frenar la velocidad de los contagios, Costa Rica ha ordenado el cierre de sus fronteras para extranjeros, la suspensión del curso lectivo, actividades deportivas y eventos masivos, así como el cierre de sitios de entretenimiento y reunión como bares, discotecas, casinos, parques, y parques nacionales.

Las autoridades decidieron suspender las conferencias de prensa presenciales a partir del viernes 20 de marzo y brindan los informes por medio de vídeo conferencias en las que aceptan preguntas de los periodistas mediante un chat de Whatsapp.

También está implementando medidas económicas como moratorias fiscales para paliar los impactos de la pandemia, ha ordenado el teletrabajo al máximo posible y ha pedido a la población no salir de casa.