Meseros cambian agua embotellada por propinas en los cruceros
Fotografía: Georgina García Solís
Guadalajara, Jalisco.

La Mala Piano Bar cerró hace mes y medio por la emergencia sanitaria y alrededor de 30 personas se quedaron a la deriva.

Al paso de los días sin ingresos para sus familias, parte del personal se organizó para comprar agua embotellada y ofrecerla en los cruceros.

“Nosotros la ofrecemos con lo que gusten cooperar, nos dan los 10 pesos, nos dan 20 pesos, 50 pesos, hay personas que dan más, hay personas que se llevan agua sin.. ‘llévesela no hay problema’, pero no podemos precio por lo mismo”, comentó Modesto Enríquez, empleado de bar.

En la avenida La Calma se instalan con sus hieleras y sus cartulinas que dicen “Somos meseros sin empleo, gracias por su apoyo”.

La mayoría son meseros, pero también hay personal de otras áreas del Piano Bar como Modesto Enriquez, quien se encarga del baño del establecimiento.

Los trabajadores de La Mala Piano Bar si no salen a los cruceros con hieleras, lavan automóviles en espera de regresar a su empleo cuando terminen las restricciones para estos giros.

Georgina García Solís