Guadalajara, Jalisco.

Sustentado en un estudio científico de la Universidad de Guadalajara, es un llamado que busca evitar el escenario de la cuarentena obligatoria

Con base en un modelo predictivo realizado por investigadores de la UdeG, en el que con la situación actual, se proyecta un incremento importante de contagios, el Gobernador del estado, Enrique Alfaro Ramírez, hace un llamado a todos los jaliscienses a no salir de sus casas hasta el próximo miércoles, con el fin de contener esta predicción.

“Jalisco necesita que de aquí al miércoles no salgamos de nuestras casas si no es para lo estrictamente necesario. No se trata de prohibiciones de gobierno. Se trata del compromiso de todos con nuestra gente, con nuestro estado y con nuestro país”.

Señaló que este etapa de pandemia es un momento crucial que pondrá a prueba el sentido de responsabilidad, la capacidad del gobierno, del sector privado y el compromiso y la solidaridad de los jaliscienses.

Además, recalcó que redoblar la prevención ante el COVID-19 es un llamado de unión y fuerza entre Gobierno y sociedad para combatir la contingencia y no un mensaje para entrar en pánico.

“Este no es un llamado para entrar en pánico, al contrario. Este es un mensaje al pueblo de Jalisco para enfrentar la contingencia juntos, unidos, con absoluta seriedad y responsabilidad. Es un llamado sustentado en evidencia científica, no en ocurrencias o corazonadas. Es un llamado que busca evitar el escenario de la cuarentena obligatoria, de medidas radicales por no actuar a tiempo, como hoy sucede en el estado de California”, puntualizó.

A diferencia de países ,como Italia o España y hoy Estados Unidos, Alfaro Ramírez, recordó que Jalisco tomó medidas anticiapadas como la suspensión adelantada de clases, la suspensión preventiva de eventos masivos de carácter social, cultural y deportivo; los filtros sanitarios en aeroupertos, puertos y centrales camioneras; el cierre de bares, cantinas y salones de fiesta, así como los apoyos a pequeños empresarios y gente autoempleada para salvaguardar principalmente la salud, la vida de mils de personas y la economía.

Por su parte, el Gobierno del estado no se quedará con los brazos cruzados y estará operando en su máxima capacidad con el objetivo cuidar la integridad y dar una respuesta pronta cuando así lo requieran los jaliscienses