Naciones Unidas, Estados Unidos

El Consejo de Seguridad de la ONU comenzó este miércoles su reunión sobre el supuesto ataque con armas químicas en Siria, que dejó decenas de muertos, incluidos niños.

Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos presentaron un borrador de resolución pidiendo una investigación exhaustiva del ataque en una localidad rebelde en la provincia de Idlib, pero Rusia, firme aliado del gobierno Bashar al Asad, afirmó que el texto era “categóricamente inaceptable”.

“Aquí estamos hablando de crímenes de guerra, crímenes de guerra a gran escala, crímenes de guerra con armas químicas”, fustigó el embajador francés, Francois Delattre, en declaraciones a periodistas a su ingreso a la reunión.

El borrador de resolución pide que un panel conjunto de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, por su sigla en inglés) y la ONU investigue el ataque, realizado a primeras horas del martes en el pueblo de Khan Sheikhun.

Al menos 72 personas murieron, entre ellas 20 niños, durante el ataque, y docenas sufrieron dificultades para respirar, convulsiones y echaron espuma por la boca, según médicos.

El texto, visto por la AFP, insta a Siria a entregar los planes y registros de vuelo, además de otras informaciones, de sus operaciones militares el día del ataque.

Asimismo, pide a Damasco proveer los nombres de todos los comandantes de escuadrones de helicópteros a los investigadores de la ONU y permitirles reunirse con generales y otros oficiales de alto mando, indica el borrador de resolución.

También prevé que Siria permita que los equipos de la ONU y la OPCW visiten sus bases aéreas de las cuales podrían haberse lanzado los ataques con armas químicas.

Las negociaciones en torno al borrador continúan, pero en Moscú el canciller Sergei Lavrov anticipó que el “texto tal como fue presentado es categóricamente inaceptable”.

Por ahora no se ha convocado a una votación, sin embargo los diplomáticos de países occidentales dijeron que las negociaciones no se extenderán mucho, sugiriendo que Rusia podría recurrir a un veto para bloquear la medida.

“Un veto ruso significaría que ellos gastan más tiempo defendiendo lo indefendible”, afirmó el embajador birtánico Matthew Rycroft.

Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos responsabilizan a las fuerzas de Asad del ataque, pero el Ejército sirio negó estar involucrado.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here