congreso víctimas de desastres
Fotografía: AFP
Washington, Estados Unidos.

Tras meses de demoras, el Congreso de Estados Unidos aprobó finalmente un paquete de 19 mil 100 millones de dólares el lunes para ayudar a las víctimas de inundaciones, incendios y huracanes que han devastado a comunidades desde Puerto Rico hasta California.

La Cámara de Representantes, en sesión después de una pausa de una semana, aprobó fácilmente la medida y la envió al presidente estadounidense Donald Trump, quien debe firmarla.

El paquete financiará el desarrollo de infraestructuras, asistencia a la comunidad rural y la mitigación de daños por desastres en la isla de Puerto Rico y en estados como California, Florida, Carolina del Norte y Carolina del Sur, Iowa y Texas.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, celebró en Twitter la aprobación del paquete con una entrada en inglés en la que agradeció a la Cámara en “nombre de los 3,3 millones de ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico”.

“Es un gran paso adelante que el Congreso haya pasado este paquete de alivio para los desastres por el cual luchamos tanto”, dijo Rosselló.

La votación en la Cámara de Representantes se saldó con 354 votos a favor y 58 en contra luego de varios meses de desacuerdo. El propio Trump criticó la cantidad de fondos destinada para Puerto Rico en mayo.

Pero después de que se llegara a un acuerdo entre los líderes republicanos y demócratas, la Casa Blanca aseguró que Trump estaba dispuesto a firmar la medida, a pesar de que no incluía los 4 mil 500 millones de dólares que Trump y otros miembros de su partido querían para la seguridad fronteriza, incluyendo la construcción de un muro en parte del límite entre Estados Unidos y México.

El texto había sido aprobado por el Senado el mes pasado. Los líderes demócratas de la Cámara de Representantes esperaban que se aprobara antes del descanso de una semana por unanimidad, pero los republicanos se opusieron a la maniobra en tres ocasiones.

A pesar de los miles de millones de dólares de fondos federales que ya están asignados a Puerto Rico, la isla caribeña todavía sufre las consecuencias del devastador paso de dos huracanes en 2017, que mataron a 3 mil personas y dañaron su infraestructura.

El paquete también contempla unos 3 mil millones de dólares a los agricultores que perdieron cosechas debido a desastres naturales.