Transporte público
Fotografía referencial: Guía de Alemania
Monheim, Alemania.

La ciudad alemana de Monheim am Rhein introducirá un sistema de transporte urbano gratuito para sus 44 mil habitantes.

El concejo comunal de la ciudad próxima a Düsseldorf, en el oeste del país, se reunirá esta noche y se da por seguro que aprobará el proyecto, ya que el partido del alcalde Daniel Zimmermann tiene la mayoría en el concejo.

La flota de autobuses esta ciudad a orillas del Rin cuenta con 47 unidades. Los habitantes con domicilio registrado en Monheim podrán viajar gratis también a la ciudad vecina de Langenfeld a más tardar a partir de abril de 2020.

Mohnheim no cuenta con una estación de trenes. Los autobuses recorren varias estaciones de trenes suburbanos fuera de los límites de la ciudad, lo que permite continuar viaje a quienes trabajan en Düsseldorf, capital del estado federado de Renania del Norte-Westfalia.

El precio para este trayecto se reducirá a la mitad porque la comuna de Mohnheim subvencionará con tres millones de euros (3.37 millones de dólares) a la empresa local de transporte público.

La idea no es totalmente nueva en Alemania. En Templin, en el estado de Brandeburgo, circularon autobuses gratuitos entre 1998 y 2003.

En Paffenhofen, en Baviera, seis autobuses de línea ofrecen servicio gratuito para habitantes y visitantes desde finales de 2018, por lo que las cifras de pasajeros aumentaron en más del cien por ciento en los últimos meses.

Las empresas de transporte público de Alemania son escépticas respecto a los servicios públicos gratuitos en los municipios, ya que la falta de ingresos por la venta de billetes incide en las inversiones.

En Mohnheim esto no será un problema ya que la ciudad es considerada un paraíso fiscal debido a su baja tasa de impuesto industrial. El municipio recauda un gran volumen de impuestos porque muchas empresas se han radicado en la ciudad.