invernadero espacial
Fotografía referencial: AFP
Bremen, Alemania.

Científicos del Centro Aeroespacial Alemán (DLR) presentaron hoy el modelo de un invernadero para abastecer con alimentos a misiones espaciales, un año después del proyecto “Eden-ISS”, mediante el cual expertos lograron cultivar verduras en la Antártida.

El diseño mostrado en una animación en Bremen, en el norte de Alemania, se basa en un módulo capaz de ser transportado por un cohete Falcon 9 y de desplegarse en una extensión de 13 metros cuadrados en la superficie de la Luna o de Marte, explicó Daniel Schubert, director del proyecto “Eden-ISS”.

Schubert agregó que el DLR presentará un primer prototipo dentro de cinco años e informó que aún es necesario gestionar los fondos para construirlo.

Un experto del DLR trabajó durante meses en un invernadero ubicado a pocos metros de la estación alemana “Neumayer III” en la Antártida y abasteció a los investigadores de la base con kilos de verduras frescas.

En un contenedor bien aislado con una superficie de cultivo de 13 metros cuadrados, las plantas crecieron a temperaturas exteriores de hasta 42 grados centígrados bajo cero sin tierra ni luz del día ni pesticidas. La energía necesaria provino de la estación “Neumayer III”, situada a 400 metros de distancia.

El experto logró producir en condiciones extremas más de 270 kilogramos de verduras, entre ellas 67 kilogramos de pepinos y 46 kilogramos de tomates.