Cachemira
Fotografía: EFE
Srinagar, India.

Centenares de manifestantes en Cachemira se enfrentaron este viernes con la policía india, que respondió con el lanzamiento de gases lacrimógenos y proyectiles de pequeño calibre, comprobó un periodista de la AFP.

Los enfrentamientos se produjeron después de que miles de personas se manifestaran en la ciudad de Srinagar, tras doce días de apagón informativo y restricción de movimientos en este territorio disputado entre India y Pakistán.

De momento no se tuvo conocimiento de ningún herido.

Los manifestantes protestaban en la localidad de Soura, en Srinagar, escenario de varias protestas desde que Nueva Delhi anunciara su decisión el 5 de agosto de suprimir la autonomía constitucional a la parte india de Cachemira.

La policía intentó dispersar a cientos de personas que trataban de marchar por la principal carretera.

Los asistentes lanzaron piedras y usaron carteles de tiendas y láminas de metal de construcción a modo de escudos improvisados, mientras la policía disparaba contra la multitud.

Un dron sobrevolaba el área y miles de hombres y mujeres se reunieron en el interior de un santuario.

Estamos tratando de romper el asedio y marchar hacia el centro de la ciudad, pero la policía está usando la fuerza para detenernos“, contó un manifestante a la AFP.

Añadió que tres personas resultaron heridas el jueves en enfrentamientos con la policía y reservistas.

Enfrentamientos esporádicos tuvieron lugar en otras partes del valle de Cachemira, el principal foco de resistencia al gobierno indio durante décadas.

Por su parte, el primer ministro pakistaní, Imran Khan, habló por teléfono este viernes con el presidente estadounidense Donald Trump sobre Cachemira, unas horas antes de una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de la ONU sobre este asunto.

“Intercambiaron sus puntos de vista sobre la situación en la región y en particular en Cachemira”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores pakistaní, Shah Mehmood Qureshi, en una rueda de prensa.