China aprecia apoyo de ONU a lucha contra el coronavirus
Fotografía: AFP
Washington, EEUU.

El representante permanente de China ante las Naciones Unidas, Zhang Jun, apreció el viernes el apoyo de la ONU a la lucha de su país contra el nuevo coronavirus.

Zhang efectuó estos comentarios en una reunión con el administrador asociado interino del Programa de las Naciones Unidas para el Desarollo (PNUD), Mourad Wahba.

Wahba entregó una carta a los líderes chinos del administrador del PNUD, Achim Steiner, en que expresa la confianza en China del programa, así como su solidaridad con el pueblo chino y su compromiso de brindarle toda la asistencia posible.

Zhang detalló los esfuerzos chinos para luchar contra la epidemia y dijo, al respecto, que, bajo la dirección del presidente chino, Xi Jinping, China ha desplegado una movilización en todo el país para responder con rapidez al brote.

Se han puesto en marcha medidas rigurosas y generalizadas que están deparando sus frutos y China tiene plena capacidad para derrotar la epidemia y confianza en conseguirlo, dijo el representante permanente.

El Gobierno chino, continuó, está comprometido a cooperar con la comunidad internacional de forma abierta, transparente y responsable, compartiendo información y protegiendo de forma efectiva la salud de los extranjeros en China.

Recordó que el secretario general de la ONU, António Guterres, ha trasladado en repetidas ocasiones su apoyo a la labor de prevención y control de China y su confianza en ella.

Además, dijo, el presidente de la Asamblea General de la ONU, Tijjani Muhammad-Bande, instó a la comunidad internacional a mantener la solidaridad, respetar la voz de la ciencia y evitar el pánico y el estigma.

Zhang recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha instado varias veces a evitar las reacciones exageradas.

“China entiende y respeta las medidas que algunos países han tomado para reforzar la cuarentena y el control. Algunos países, sin embargo, han suspendido de forma completa los vuelos y restringido las entradas de los ciudadanos chinos, lo que contraría las recomendaciones profesionales de la OMS”, apuntó.

Estas medidas, comentó, en vez de ayudar a prevenir y controlar la epidemia, perjudican el intercambio normal de personal y tienen efectos negativos.