leones sueltos sudáfrica
Fotografía: Sthepahane de Sakutin - AFP
Johannesburgo, Sudáfrica.

Catorce leones merodeaban cerca de una ciudad del nordeste de Sudáfrica después de escaparse del parque nacional Kruger, advirtieron el viernes las autoridades, que pidieron a la población que se mantuviera vigilante.

La manada de leones fue vista en los alrededores de una mina de fosfato, cerca de la ciudad de Phalaborwa, en el límite oeste del parque Kruger. Se desconoce desde cuándo los felinos están en libertad.

“Pedimos a los trabajadores de la mina de Foskor y a la población que se mantengan vigilantes”, advirtió en un comunicado el ministerio de Medioambiente y de Turismo de la provincia de Limpopo, donde se encuentra el parque.

Las autoridades de la provincia y del Kruger no se ponen de acuerdo en las medidas para hacer volver a los animales a la reserva.

En una reunión, se llegó a la conclusión que los leones tenían que ser capturados y trasladados al Kruger, afirmó el ministerio.

Pero el parque considera que finalmente esta medida no será eficaz. “Se escaparán constantemente y otros leones que dominan la región los expulsarán“, estimó el portavoz del Kruger Ike Phaahla en la cadena de televisión SABC.

“Tenemos que identificar un parque natural donde (los leones) podrán ser trasladados y establecerán su propio territorio”, explicó.

Hasta que se zanje la cuestión, los felinos “representan un peligro para los que trabajan en la zona”, advirtió.

El miércoles por la noche, un leopardo del parque Kruger cruzó una alambrada eléctrica e irrumpió en un local dedicado al personal de la reserva, donde mató a un niño de dos años.