Impuestos
Fotografía: Liu Jie - Xinhua
Washington, Estados Unidos.

La Casa Blanca considera reducir los impuestos y los aranceles para evitar la entrada de Estados Unidos en recesión, informaron el lunes medios estadounidenses, a pesar de la insistencia de Donald Trump sobre la buena salud de la economía estadounidense.

Según The Washington Post, la administración Trump estudia varias medidas para estimular la economía estadounidense, entre ellas una bajada temporal de los impuestos de los salarios para mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores.

Según The New York Times, la Casa Blanca podría renunciar también a los nuevos aranceles impuestos por la administración Trump a las importaciones chinas en el contexto de la guerra comercial con Pekín.

Estas medidas están en estudio, y los funcionarios que manejan estas ideas aún no han buscado la opinión de Trump, que en caso de aceptarlas aún necesitaría la aprobación del Congreso, aclaran los dos medios.

“Reducir los impuestos de los salarios no es algo que se esté estudiando en este momento”, respondió la Casa Blanca a The Washington Post.

El impuesto sobre el trabajo se redujo temporalmente en 2011 y 2012 bajo el mandato del presidente Barack Obama para tratar de sacar a la economía estadounidense del estancamiento después de la crisis financiera de 2008.

Según una encuesta publicada el domingo por la Asociación Nacional de Economistas de Negocios (NABE), casi tres cuartas partes de los economistas estadounidenses esperan una recesión para 2021.

Una opinión que no comparte Trump: “No creo que vaya a haber una recesión y nos está yendo terriblemente bien”, dijo el mandatario a periodistas el domingo.