Inestabilidad Venezuela
Diseño: EFE
Bogotá, Colombia.

El 27 de febrero de 1989, el “Caracazo”, protestas populares duramente reprimidas por el Gobierno, mostró el malestar de la población con una clase política tildada de corrupta y una creciente crisis social y se convirtió en el detonante de la inestabilidad política que ha marcado a Venezuela desde entonces.

Estos son los principales sucesos que han marcado la crispación política en los últimos 30 años en un país que sufre de hiperinflación, devaluación, desebastecimiento y migración creciente:

Olla a presión. Del 27 de febrero al 8 de marzo de 1989, la revuelta popular del “Caracazo”, surgida de barriadas pobres de la capital como rechazo a las alzas de precios exigidas por el FMI en un acuerdo con el Gobierno de Carlos Andrés Pérez, es reprimida a tiros por policías y militares. El saldo aún indeterminado: entre 300 y 3 mil muertos.

“Nace” Chávez. El 4 de febrero de 1992, militares de tendencia izquierdista liderados por el teniente coronel Hugo Chávez se rinden luego de un fallido golpe de Estado contra el presidente Pérez, a quien le achacan la crisis social que vive el país.

Desafío político. Tras ser indultado y liberado de la cárcel en 1996, un año después Chávez forma el Movimiento Quinta República en desafió a los históricos pero desprestigiados partidos Copei y Acción Democrática. En 1998, gana las elecciones presidenciales con 56,2 % de los votos.

Revolución Bolivariana. El 2 de febrero de 1999, jura el cargo ante una “moribunda Constitución”, dando paso a su proyecto antiimperialista y a un referendo constituyente para reformar la Carta Magna, ratificada por el pueblo a final de año.

Golpe y contragolpe. Desde el 9 de abril de 2002, en 6 días Venezuela se asoma al abismo: un paro nacional da paso a masivas protestas en Caracas que dejan 19 muertos y 100 heridos, un golpe de Estado lleva provisionalmente al líder empresarial Pedro Carmona a declararse presidente del país con Chávez detenido, quien vuelve al poder gracias a la presión de sus seguidores.

Asfixia petrolera. El 2 de diciembre de 2002 comienza una huelga petrolera indefinida para forzar la renuncia de Chávez. Los 63 días de huelga, durante los cuáles se pasa de una producción de 2 millones de barriles de crudo diarios a 150.000, no logran su objetivo y dejan pérdidas por unos 13.000 millones de dólares.

Primera derrota chavista. El 2 de diciembre de 2007, un 50,7 % dice no en referendo a la propuesta de reforma constitucional con que se buscaba, entre otras, transformar a Venezuela en un Estado socialista, la primera derrota en las urnas de Chávez.

Incertidumbre política. Después de dos años de rumores y secretismo sobre su estado de salud, con viajes a Cuba para tratarse lo que finalmente se supo que era un cáncer pélvico, Chávez designa el 8 de diciembre de 2012 al vicepresidente Nicolás Maduro como su sucesor.

Adiós al “comandante”: Tras no haber podido posesionarse dos meses atrás para su cuarto periodo presidencial, Chávez fallece a los 58 años el 5 de marzo de 2013. Maduro gana al mes las elecciones presidenciales, impugnadas por la oposición y cuyo resultado provoca protestas que dejan una decena de muertos y más de 80 heridos.

Oposición cercada. La legisladora María Corina Machado es destituida por un Parlamento de mayoría chavista en 2014 y Antonio Ledezma es detenido en febrero de 2015 siendo alcalde metropolitano de Caracas, a lo que se suma la condena a 14 años de prisión en 2015 de Leopoldo López en un cuestionado proceso por “incitación a la violencia” durante marchas en 2014.

Cambio de signo. Por primera vez durante el chavismo, la MUD logra en 2015 ganar, con mayoría absoluta, las elecciones legislativas. Semanas después de su posesión el 5 de enero de 2016, el nuevo Parlamento es declarado en “desacato” por el Supremo.

Constituyente oficialista. En mayo de 2017, Maduro convoca de manera ilegal a una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Carta Magna y asumir facultades plenipotenciarias. La oposición, por considerarla ilegal, no participa de las elecciones para conformarla, por lo que ese cuerpo se instala con solo chavistas.

Diálogo infructuoso. Oposición y chavismo, tras varios procesos a nivel local, fracasan a principios de 2018 en un nuevo intento de diálogo iniciado en República Dominicana 5 meses atrás.

Poderes cuestionados. Maduro gana en 2018 unos comicios sin la presencia del grueso de la oposición, un resultado desconocido por el Parlamento y varios países, que consideran “ilegítima” su posesión el 10 de enero de 2019, a lo que el Supremo, de tendencia oficialista, responde declarando “inconstitucional” al Legislativo.

Desafío institucional. El 23 de enero de 2019, el titular del Parlamento, Juan Guaidó, se proclama presidente interino, con el beneplácito de países como EEUU, Colombia, Brasil, Francia y España y comienza una campaña para llevar ayuda internacional a Venezuela.

Ayuda repelida. Con el anunciado rechazo de Maduro a una ayuda que considera “envenedada” y una forma de intervención extranjera, el 23 de febrero de 2019 el intento de Guaidó por llevar a su país alimentos y medicinas termina en choques en las fronteras con Colombia y Brasil: al menos 4 muertos, 300 heridos, 2 buses con ayuda quemados y más de 100 militares venezolanos desertan.