canciller Salvador frontera
Fotografía: EFE
San Salvador, El Sanvador.

La canciller de El Salvador, Alexandra Hill, anunció este martes que visitará las fronteras del norte y sur de México para garantizar los derechos humanos de los migrantes irregulares ante el despliegue de unos 21 mil 500 miembros de los cuerpos de seguridad mexicanos.

Hill señaló en una conferencia de prensa que tiene el compromiso con homólogo, Marcelo Ebrard, de visitar ambas fronteras en “los próximos días”.

Apuntó que dicha visita será para “garantizar que todas las organizaciones y todas la instancias públicas y privadas estén consientes y brindándoles atención a estas personas que se ven obligadas a migrar”.

“Estamos tomando medidas conjuntas (con México) para garantizar que no haya ni la mínima violación a los derechos humanos de nuestros compatriotas centroamericanos o mexicanos que por tragedias o falta de oportunidades tratan de cruzar esas fronteras” en su ruta a Estados Unidos, recalcó Hill.

La jefa de la diplomacia salvadoreña añadió que están reforzando los servicios consulares para “darles atención debida e inmediata” a sus compatriotas.

Por otra parte, advirtió que a los traficantes de personas “se les aplicará toda la ley” y señaló que el Ejecutivo de Nayib Bukele, quien asumió el poder el 1 de junio pasado, trabaja en reforzar las acciones “contra estos seres inhumanos”.

Estas declaraciones fueron dadas en una conferencia sobre el proceso de repatriación de los cuerpos de un padre y su hija de menos de dos años de edad que fallecieron al tratar de cruzar el río Bravo para llegar a territorio estadounidense.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció este martes que puede ser que se hayan producido excesos de las fuerzas mexicanas en el control de los migrantes en la frontera con Estados Unidos, pero aseguró que se van a investigar esos casos y que la orden es respetar los derechos humanos.

Al hablar durante su conferencia de prensa matutina sobre las medidas de control migratorio, el mandatario aseguró que lo que el Gobierno está haciendo es “hacer un registro de todos los que ingresan a nuestro país”.

Desde mediados de octubre del 2018, miles de migrantes, la mayoría de ellos centroamericanos, han cruzado México en caravanas con el fin de llegar a Estados Unidos, causando choques diplomáticos entre ambas naciones.