campesinos alcalde Chiapas
Fotografía: Animal Político
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Enfurecidos miembros de una comunidad indígena del sur de México asaltaron un municipio y aprisionaron al alcalde, a quien maniataron y luego arrastraron varios metros con una camioneta, para exigirle que cumpla con las promesas que les hizo cuando estaba en campaña electoral, informaron autoridades.

El incidente ocurrió el martes en Las Margaritas, Chiapas, cuando unos 30 campesinos indígenas de la comunidad Tojolabal, que viven en una zona rural del municipio, llegaron a la sede de la alcaldía armados con garrotes.

Según testigos, sometieron a los policías municipales que custodiaban el lugar y rompieron las puertas y las ventanas del inmueble para retener luego al alcalde, Jorge Luis Escandón.

El edil fue amarrado con lazos y sacado a empujones de la sede municipal. La turba trató de subirlo a la camioneta, pero antes lo ataron de las manos al vehículo y lo pusieron en marcha, arrastrándolo decenas de metros frente al local de la alcaldía.

Empleados municipales y policías salieron en defensa de Escandón, registrándose una batalla campal con los campesinos frente al municipio, en la que se usaron garrotes y toda clase de objetos contundentes. Tras la trifulca se logró liberar al alcalde y evitar que fuera llevado a Santa Rita El Invernadero, la zona de Las Margaritas donde viven los asaltantes.

La gresca dejó una decena de heridos y 11 detenidos que fueron entregados al ministerio público de la fiscalía de justicia indígena. Policías estatales de Chiapas llegaron a Las Margaritas para restablecer el orden.

El fiscal del estado, Jorge Luis Llaven, confirmó que Escandón fue rescatado por los policías y que se encuentra sano y salvo.

Llaven informó que la violenta protesta se dio “para exigir recursos públicos, sobre todo dinero en efectivo”, según la nueva política de ayuda social, que contempla entregar directamente los recursos a los beneficiarios, instaurada por el presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador, como una manera de evitar actos de corrupción.

No es la primera vez que habitantes de Santa Rita El Invernadero realizan una protesta violenta. Hace cuatro meses también vandalizaron la sede del municipio, exigiendo al alcalde que cumpliera los compromisos que hizo en la campaña electoral de 2018.

Las Margaritas, un pueblo de 20 mil habitantes, se ubica a unos 50 km de la frontera con Guatemala.

Los alcaldes mexicanos, particularmente en zonas alejadas de los grandes centros urbanos, son víctimas recurrentes de agresiones tanto por conflictos con vecinos como por la acción de grupos del crimen organizado, que los fuerzan a servir sus intereses.

Según datos de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), desde 2006 han sido ejecutados más de un centenar.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here