Bolivia
Fotografía: AFP
La Paz, Bolivia.

Las campañas electorales bolivianas ingresaron este lunes en pausa, tras un tácito acuerdo entre los tres principales candidatos presidenciales de los comicios generales de octubre que anunciaron su apoyo a la emergencia por los incendios forestales desde mayo ya han arrasado 950,000 hectáreas de su territorio.

El presidente Evo Morales, que busca un cuarto mandato consecutivo, anunció que su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), suspenderá “por lo menos una semana” su campaña “para cuidar toda la Chiquitanía, toda la Amazonía boliviana”, presa de incendios.

Sin embargo, el mandatario no cesó su intervención en actos públicos, como este lunes en Sucre, donde inauguró la construcción de 12 obras en el marco del programa gubernamental “Mi barrio, mi hogar 2”.

La oposición estima que esos actos de entrega de obras, plasmados luego en spots de televisión, constituyen propaganda de su candidatura.

Morales encabeza los sondeos electorales, seguido del expresidente Carlos Mesa, quien anunció en Twitter el cese temporal de su campaña “para apoyar las gestiones hasta que se logre apagar los incendios”.

 

El tercero en liza, el empresario Óscar Ortiz, también escribió un tuit en que anuncia una pausa en su campaña para poner “todos los recursos de la campaña a disposición de la emergencia en la Chiquitanía”.

 

Un último sondeo de mediados de agosto divulgado por una cadena de cinco canales de televisión, ubica al presidente Morales, que gobierna desde 2006, con 39.1%. Lo siguen Mesa con 22% y Ortiz con 9.5%.

Las elecciones generales, que renovarán además al parlamento bicameral, se realizarán el próximo 20 de octubre.