presidente Salvador AMLO
Fotografía: EFE
Tapachula, Chiapas.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, afirmó este jueves que su homologo mexicano Andrés Manuel López Obrador quiere de verdad a su país “pero no va a poder arreglar todas las cosas en seis meses, ni en un años ni en dos”.

“Conozco al presidente por su nombre y sólo lo he visto dos veces en persona pero estoy seguro de tres cosas: él es un hombre que de verdad quiere lo mejor para México, está trabajando y que su único interés, estoy seguro, es dejar un legado para su país”, dijo Bukele tras reunirse con López Obrador en Tapachula.

“Sé que los mexicanos lo quieren mucho, pero quiero pedirles algunas cosas o exhortarlos a algo: México tiene 200 años de estar mal y ahora tienen un lujo de presidente, pero él no va a poder arreglar todas las cosas en seis meses, ni en un año, ni en dos”, añadió.

Ambos presidentes pusieron en marcha el programa forestal que permitirá generar 20 mil empleos en El Salvador, en el marco de las acciones mexicanas para controlar los flujos migratorios para que Estados Unidos no le imponga aranceles a sus productos.

El mandatario salvadoreño pidió a los mexicanos apoyar a López Obrador y darle tiempo porque, dijo, los cambios tardan y cuestan “y si Roma no se hizo en un día, México tampoco se va a hacer en un día”.

“Ustedes están viendo los cambios, los proyectos y cómo están las cosas, cómo él se está enfrentando a muchas cosas que nadie tenía el valor de enfrentarse y eso tiene mucho valor”, señaló Bukele.

En los casi siete meses que López Obrador tiene al frente del Gobierno mexicano ha tomado decisiones como rebajarse el sueldo a la mitad de su antecesor y desaparecer el cuerpo de seguridad del presidente.

Además, viaja en vuelos comerciales, vendió el avión presidencial y estas medidas lo tienen con una popularidad de más del 70%.

Además abrió una lucha frontal contra la corrupción, práctica que el mandatario mexicano ha insistido en que es el principal problema de México y ha señalado que el Gobierno anterior estaba infestado de esta práctica “por completo”.