BRICS aspiran a cooperación más intensa
Fotografía: Medios
Beijing, China.

El grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica), que entra este año en su segunda década, celebrá del 3 al 5 de septiembre en la ciudad china de Xiamen su IX cumbre, en la que la futura cooperación en el seno del bloque y su papel en la gobernanza mundial serán los temas más discutidos.

México prioriza vínculos económicos con Brasil para integración de América Latina

Expertos de varios países coinciden en que el grupo ha cosechado resultados positivos en sus primeros diez años y creen que, en esta segunda década, harán más pragmática su cooperación y buscarán aumentar su protagonismo en el sistema de gobierno global.

LOGROS EN LA PRIMERA DECADA

En su primer decenio, el bloque de las economías emergentes ha pasado de ser un simple concepto a un mecanismo multilateral que cuenta con una cierta importancia internacional.

Desde la primera reunión de ministros de Exteriores del BRIC (aún no se había sumado Sudáfrica) en 2006, y la primera cumbre de líderes del BRIC en 2009, hasta la publicación en 2015 de la Estrategia de Asociación Económica del BRICS, sus miembros se han coordinado en ámbitos como la restructuración económica nacional y la gobernanza mundial.

Su participación en la economía mundial aumentó del 12 al 23 por ciento, mientras en el comercio lo hizo del 11 al 16 por ciento y en las inversiones extranjeras, del 7 al 12 por ciento. El quinteto contribuyó así en más de la mitad al crecimiento mundial.

Al mismo tiempo, los BRICS cooperaron con éxito en comercio y economía, política y cultura, además coordinar posturas, en el contexto internacional, en lo relativo al desarrollo pacífico, la reducción de la pobreza, la protección del medioambiente o los conflictos regionales.

Hacer más justo y democrático el sistema de gobernanza global es un deseo compartido por los BRICS“, comenta Zhou Zhiwei, director ejecutivo del Centro de Estudios Brasileños del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias Sociales de China.

Peña Nieto asistirá a la cumbre BRICS en China mientras Trump desbarata el TLCAN

Como plataforma importante para la cooperación sur-sur, los cinco países también han asumido la responsabilidad de proteger los intereses de las naciones en vías de desarrollo y propugnan reformas razonables en las principales organizaciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los países del grupo BRICS son como cinco dedos. Si están extendidos, unos son largos y otros, cortos, pero cerrados forman un puño poderoso“, dijo este año el ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, retomando una metáfora usada por el presidente chino, Xi Jinping.

Wu Baiyi, director del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Academia de Ciencias Sociales de China,considera que, gracias a su mayor coordinación macropolítica, el grupo ha encontrado una vía para intensificar la cooperación y aumentar su capacidad de enfrentar los riesgos exteriores.

Otros Expertos coinciden con Wu en este punto. Según Ronnie Lins, director del Centro de Estudios y Negocios China-Brasil, los BRICS “forman parte de un grupo muy poderoso cuyos miembros son prácticamente continentes” y “si por algún motivo hay alguno que no esté en buena situación, ciertamente es una situación pasajera“.

UNA SEGUNDA DECADA MÁS BRILLANTE

El bloque ha experimentado altos y bajos a lo largo de los últimos años. En los albores de esta segunda década, se enfrenta también a una serie de retos nacionales y exteriores, aunque altos funcionarios y especialistas se han mostrado optimistas ante el futuro.

Según el canciller chino, el bloque “brillará con mayor intensidad” en la medida en la que sus países miembros mantengan la unidad.

Los desafíos son no solo una presión, sino también una fuerza motriz. Los cinco países comparten la voluntad de coordinar sus políticas macroeconómicas y sincronizar sus estrategias de desarrollo“, comenta Wu Baiyi.

El politólogo mexicano José León-Manríquez cree que las economías de los BRICS “son capaces de promover sus intereses de una manera constructiva pese a los desafíos que enfrentan en la actualidad”.

Para Lins, si los BRICS aceleran la concreción de algunas acciones, “la confianza y la velocidad de las relaciones avanzarán más rápido” y el bloque “tendrá un mayor peso política y económico en el contexto mundial“.

Durante la IX cumbre, cuyo lema es “BRICS: una asociación más fuerte para un futuro más brillante“, los cinco países revisan su experiencia, plantean el futuro y elaboran los llamados Planes BRICS para la paz y el desarrollo mundiales.

La expansión, la fortaleza de la cooperación, sobre todo en cuanto a la creación de una zona de libre comercio, el Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS y la gobernanza global siguen siendo temas a los que los expertos prestan gran atención.

En marzo, el canciller Wang propusó el plan BRICS Plus como una nueva modalidad de expansión dentro del grupo.

El BRICS Plus propuesto por Wang puede ser una forma eficaz para la expansión y mejoramiento del mecanismo“, apuntó Sun Yanfeng, subdirector del Instituto de Estudios Latinoamericanos, dependiente del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China.

León-Manríquez espera ver algunos anuncios en relación con el Nuevo Banco de Desarrollo. “El banco posee los fondos y los países tienen la voluntad política de comenzar a radicarlos en programas que mejoren las capacidade productiva, competitiva y social de estas economías“, apuntó.

BENEFICIOS PARA COOPERACION CHINO-LATINOAMERICANA

El desarrollo del BRICS puede servir además como un propulsor de la cooperación entre China y América Latina.

Como mayor economía latinoamericana, Brasil y su cooperación con China, a nivel bilateral y dentro de los BRICS, tiene una gran influencia para los vecinos y la región latinoamericana.

En los últimos años, la cooperación entre Brasil y China ha avanzado en áreas como infraestructuras, nuevas energías, agricultura, tecnología e inversiones y financiación, lo que, según Zhou, “puede ser un buen ejemplo para la cooperación entere China y América Latina“.

Paola de Simone, analista y abogada argentina especializada en derecho internacional resaltó que el mecanismo BRICS es clave para Argentina por su relevancia global y capacidad de impulsar las inversiones en infraestructuras.

En opinión de Wu, la cooperación dentro del BRICS puede ser una referente para la cooperación chino-latinoamericana porque una y otra son importantes en la cooperación sur-sur y tienen características comunes.

Brasil es el país eje de la cooperación chino-latinoamericana. Puede compartir con toda América Latina el consenso alcanzado, la confianza mutua y la experiencia de cooperar con China dentro del BRICS, y encaminar así junto con China la cooperación chino-latinoamericana hacia una dirección más pragmática y eficaz“, destacó.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here