Brasil destaca entrada en vigor de acuerdo automotriz con México
Fotografía: El Economista
Brasilia, Brasil.

El gobierno de Brasil destacó la entrada en vigencia hoy del libre comercio de vehículos ligeros con México, así como la intención de alcanzar un acuerdo comercial más amplio con el país latinoamericano.

“El retorno al libre comercio automotor entre Brasil y México es (un) paso importante para profundizar la relación comercial entre las dos mayores economías de América Latina”, destacó el gobierno en un comunicado conjunto de los ministerios de Relaciones Exteriores y de Economía.

La medida estaba prevista en el Acuerdo de Complementación Económica 55, que regula el comercio de automóviles y la integración productiva entre los dos países desde 2002.

El fin del régimen de cuotas para vehículos ligeros estaba previsto desde 2015, no obstante, a partir de ahora el comercio bilateral de automóviles ocurrirá de manera libre sin el cobro de tarifas o limitación cuantitativa.

A partir de este martes también deja de tener vigor la lista de excepciones, que preveía reglas de origen específicas para autopartes.

En forma paralela al final del régimen de cuotas, el acuerdo prevé a partir de esta fecha un nuevo contenido regional para el comercio de automóviles y autopartes entre los dos países.

“A partir de 2020, está previsto el libre comercio también para vehículos pesados (camiones y autobuses) y sus autopartes”, indicó el comunicado, al tiempo que las negociaciones bilaterales para dicho fin se reforzarán en los próximos meses.

Adicionalmente, el gobierno brasileño tiene gran interés en ampliar el libre comercio con México a otros sectores, tanto industriales como agrícolas, con la inclusión de materias sanitarias y fitosanitarias, así como facilitación del comercio.

Según el Acuerdo de Complementación Económica 53, la ampliación de los vínculos económicos entre los dos países está prevista como compromiso asumido anteriormente en las negociaciones de comercio.

“Dentro de una dinámica de apertura y de aprovechamiento del pleno potencial de las dos mayores economías de América Latina, el gobierno brasileño pretende reanudar las negociaciones para un acuerdo más amplio de libre comercio con México, paralizadas desde 2017”, apuntó.