Fotografía: (Referencial) EFE/ Peu Ricardo
Recife, Brasil.

Las autoridades sanitarias de Brasil confirmaron este martes la evacuación de los 316 pasajeros, entre ellos tres españoles y once latinoamericanos, que están en un crucero de bandera bahameña aislado en la ciudad de Recife y en el que se presentaron dos casos positivos de coronavirus.

El coordinador de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) en el estado de Pernambuco, Olimar Cardoso, anunció este martes a periodistas que el operativo de evacuación se realizará en dos aviones que partirán a Reino Unido y Estados Unidos, los países que tienen más personas dentro del crucero.

“Las Embajadas están en contacto con el Gobierno brasileño para la liberación de pasajeros. Hasta el momento tenemos previstas dos aeronaves fletadas por la empresa del crucero, una con destino al Reino Unido y otra a Estados Unidos. El retorno debe ocurrir entre el miércoles y el fin de semana”, apuntó Cardoso.

El traslado de los pasajeros será en autobuses y el operativo tendrá el apoyo de personal médico y escolta policial, en una acción conjunta con la Policía Federal, Aduanas, la Marina, la Fuerza Aérea y la gestora del aeropuerto de Recife, que es la empresa española Aena, apuntó el coordinador de la Anvisa.

Según fuentes del equipo que coordina en el puerto de Recife la situación, el cónsul general de España para el Noreste de Brasil, Gonzalo Fournier, ya se comunicó con los tres españoles y la representación diplomática vela para que ellos garanticen su conexión entre Londres y Madrid sin contratiempos.

De acuerdo con las fuentes, ninguno de los tres españoles y el resto de ocupantes del crucero presenta síntomas del COVID-19 y todos cumplirán el jueves la cuarenta inicial estipulada por Brasil para casos asintomáticos en la actual crisis, que es de una semana.

En la lista de ocupantes del crucero Silver Shadow, de la empresa Silversea Cruises, aparecen entre sus pasajeros, de 18 nacionalidades: tres españoles, cinco mexicanos, cuatro brasileños y dos uruguayos, según constató Efe.

Entre los tripulantes, en tanto, figuran seis brasileños, tres mexicanos, un argentino, un peruano y un ecuatoriano. En total son 30 nacionalidades diferentes en la tripulación.

El barco, que pasó por Chile, Argentina, Uruguay y los estados brasileños de Santa Catarina y Río de Janeiro, zarpó de Salvador el último miércoles y atracó el jueves en Recife.