Fotografía: Olivier Douliery - AFP
Wilmington, EEUU.

El aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, y su flamante compañera de fórmula, Kamala Harris, ponen foco el jueves en la pandemia del coronavirus, decididos a destacar la respuesta “fallida” del presidente Donald Trump cuando faltan menos de tres meses para las elecciones.

Tras aparecer juntos el miércoles por primera vez como candidatos a presidente y vicepresidente para presentar su visión del país, ambos se reunirán con expertos en salud pública en Wilmington, en el estado de Delaware, para una sesión informativa sobre la covid-19.

Biden y Harris harán comentarios después, según su equipo de campaña, una señal a los votantes de que frenar la propagación del virus sigue siendo su prioridad número uno y el tema principal con miras a los comicios del 3 de noviembre.

El evento probablemente sea un segundo día consecutivo de críticas enérgicas a Trump, a quien los demócratas acusan de manejar mal la respuesta de Estados Unidos a una pandemia que se ha cobrado más de 166 mil vidas en el país, el mayor saldo en el mundo.

En su discurso después de que Biden la presentara como su copilota en la carrera presidencial, Harris advirtió que la “mala gestión” de la pandemia por parte de Trump ha sumido al país en la crisis sanitaria más profunda en un siglo y en la peor recesión económica desde la Gran Depresión, y dijo que el mandatario carece de la determinación y las habilidades para solucionarlas.

“Hay una razón por la que (el coronavirus) ha golpeado a Estados Unidos peor que a cualquier otra nación avanzada. Es porque Trump no lo tomó en serio desde el principio”, señaló Harris.

“Su negativa a iniciar las pruebas diagnósticas. Sus idas y venidas con las medidas de distanciamiento social y el uso de mascarillas. Su creencia delirante de que él sabe más que los expertos”, añadió.

Mientras tanto, Trump aseguró que la economía estadounidense está experimentando una “recuperación en forma de V”, a pesar de que millones de familias bregan por salir adelante y los analistas advierten sobre una crisis de desempleo, con 15 millones de personas recibiendo beneficios por el paro.

“A medida que continuamos enfrentando el virus de China, estamos reconstruyendo la economía de Estados Unidos como nadie pensó que fuera posible”, dijo Trump el miércoles desde la Casa Blanca.

“Lo estamos haciendo increíblemente bien”, aseveró.

El jueves, el presidente atacó a sus rivales a la Casa Blanca, describiendo a Harris, que representa a California en el Senado de Estados Unidos, de “izquierda radical” y diciendo que una presidencia de Biden desencadenaría un desastre económico.

En cuanto al coronavirus, “desaparecerá”, dijo Trump a Fox Business Network.

“Ellos gritan, ‘¿cómo puedes decir eso?’. Yo dije, porque se va a ir”, añadió.