marcha orgullo gay Alemania
Fotografía: Tobias Schwarz - AFP
Berlín, Alemania.

Con una lluvia de confeti comenzó hoy en Berlín la cuadragésima marcha del Orgullo LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales).

Miles de personas se dieron cita en la zona céntrica del oeste de la capital germana para reivindicar los derechos de estas minorías en una marcha que se extenderá desde el famoso boulevard Kurfürstendamm hasta la Puerta de Brandeburgo.

“Desde el primer desfile se ha conseguido mucho, pero todavía queda por hacer”, dijo el senador (ministro) de Cultura de la ciudad-Estado, Klaus Lederer, al inicio del desfile.

La primera marcha del llamado Christopher Street Day (CDS) en Berlín tuvo lugar en 1979 y contó con solo 450 participantes. Este año, los organizadores esperan la participación de varios cientos de miles de personas y unos 70 remolques de música y mucho colorido.

Debido a las temperaturas superiores a los 30 grados que reinan en Berlín han sido instaladas duchas al final del recorrido.

Esta edición del desfile tiene como lema “Mi cuerpo – mi identidad -¡mi vida!” y quiere reivindicar también los derechos de los transexuales y las de las familias de homosexuales. “El CSD es una señal vigorosa de la autodeterminación de los ‘queer'”, destacó el ministro de Cultura Lederer.

La marcha culminará con una fiesta popular en la Puerta de Brandeburgo que contará con la actuación de la cantante israelí Netta Barzilai, que ganó la edición de este año del Festival Eurovisión de la Canción con el tema antidiscriminación y feminista “Toy”, indica la emisora local RBB.

Berlín tiene una larga tradición de lucha por los derechos de los homosexuales. Especialmente en los años 1920 y 1930, la capital alemana fue el epicentro de una nutrida comunidad de gays y lesbianas, con bares, clubes, teatros y revistas propios.

En esa época se instaló en la ciudad el escritor inglés Christopher Isherwood, autor del guión del exitoso musical y de la posterior película “Cabaret”.

La comunidad también hizo sentir su voz en la política. La ciudad fue gobernada de 2001 a 2014 por el alcalde socialdemócrata Klaus Wowereit, que acuñó la famosa frase “soy homosexual y eso está bien”.

En la capital alemana se encuentra un Museo Gay (Schwules Museum), que abrió sus puertas en 1985 y fue el primero de su tipo en el mundo.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here