Inmigrantes Alemania
Fotografía: La Gaceta
Berlín, Alemania.

El Gobierno alemán logró cerrar un acuerdo con España para la devolución de inmigrantes retenidos a su llegada a Alemania y que hayan sido registrados previamente por las autoridades españolas, informó hoy una portavoz del Ministerio de Interior germano.

Se trata de personas que han sido detenidas en la frontera alemana y de cuyas solicitudes de asilo se debe encargar España, explicó la portavoz, Eleonore Petermann. La devolución se hará en un plazo de 48 horas desde su retención en la frontera.

El acuerdo, que se alcanzó el pasado 6 de agosto y entrará en vigor a partir del 11 de agosto, no prevé contraprestaciones por parte de Alemania a cambio de que España se haga cargo de esos inmigrantes, indicó.

Previamente, la canciller alemana, Angela Merkel, y su homólogo español, Pedro Sánchez, ya habían anunciado el acuerdo a nivel político en el marco de la cumbre de la Unión Europea (UE) a finales de junio. Sin embargo, quedaban por negociar todos los detalles operativos del mismo.

El pacto se engloba dentro del plan migratorio alcanzado en el seno del Gobierno alemán y que contempla la expulsión de peticionarios de asilo desde la frontera germana en el caso de que sean detectados por el banco de datos de huellas dactilares Eurodac como ciudadanos ya registrados previamente en otros países.

De esta manera se consigue aplicar de manera bilateral la Convención de Dublín, que establece que los migrantes deben solicitar asilo en el país de la UE que primero pisan, lo que perjudica enormemente a países costeros como Italia, España o Grecia, y que desde que estalló la crisis de refugiados en 2015 dejó de aplicarse.

La canciller alemana tiene previsto visitar este fin de semana a Sánchez en el Parque Nacional de Doñana, un enclave natural situado en el sur de España donde el socialista pasará sus vacaciones. La reunión informal del sábado y el domingo en Andalucía se centrará en la migración.

Junto con el acuerdo con España, el Ministerio de Interior negocia también actualmente pactos similares con Grecia e Italia. Estas medidas forman parte del pacto que alcanzaron los socios del Gobierno alemán -conservadores y socialdemócratas- tras una larga disputa sobre la política de asilo de Alemania que amenazó la estabilidad del Ejecutivo liderado por Merkel.

El tema de los refugiados es un asunto candente en Alemania, un país que desde 2015 ha registrado la llegada de casi 1,5 millones de solicitantes de asilo, y se ha convertido en el principal punto de fricción dentro de la alianza conservadora de la canciller Angela Merkel.

En España, la migración también volvió a la palestra. El país superó este año a Italia como primer destino de migrantes y, según cifras oficiales, más de 22 mil personas fueron rescatadas del mar este año cuando intentaban llegar a la costa sur del país en embarcaciones precarias.

En cuanto al tema de los refugiados, el Estado español fue condenado recientemente por el Tribunal Supremo a cumplir con el cupo de más de 19 mil que le asignó la Unión Europea (UE) en 2015, ya que solo había cubierto un 12,85 por ciento hasta el momento.

En 2017 España recibió 31 mil 120 solicitudes de asilo y se admitieron 13 mil 350. Más de 10 mil procedían de ciudadanos venezolanos, más del doble que las que llegaron por parte de sirios (4 mil 225).

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here