Bayern
Fotografía: AFP
MúnichAlemania.

El Bayern Múnich conquistó su octava Supercopa de Alemania al vencer este miércoles 3-2 al Borussia Dortmund, menos de una semana después de haber levantado la Supercopa de Europa tras superar 2-1 en la prórroga al Sevilla en Budapest.

El francés Corentin Tolisso (minuto 18) y Thomas Müller (32) adelantaron al Bayern, pero Julian Brandt (39) y el noruego Erling Haaland (55) equilibraron el marcador. Finalmente, Joshua Kimmich (82) dio la victoria a los muniqueses.

El Bayern, que acabó la pasada temporada de manera fulgurante, con un ‘triplete’ Bundesliga-Copa de Alemania-Liga de Campeones, arranca por lo tanto el nuevo curso con dos títulos, en las dos Supercopas que disputaba este mes de septiembre. En 2020 suma un total de cinco trofeos.

“Dominábamos 2-0 y era merecido. El Dortmund se puso 2-2. Nos complicamos la vida nosotros mismos, pero lo que cuenta para mí al final es que hemos ganado el partido, todo lo demás es secundario”, afirmó el técnico del Bayern, Hansi Flick.

En la Supercopa de Alemania, su club se cobra así la revancha sobre el Borussia Dortmund, que le derrotó 2-0 en la pasada edición, en 2019.

El Bayern cura además las heridas de su derrota 4-1 del domingo en el terreno del Hoffenheim, en la segunda jornada de la Bundesliga. Fue el primer revés del equipo de Flick desde hacía casi diez meses, cortando además una racha de 23 victorias consecutivas.

El Dortmund, por su parte, encadena una segunda derrota seguida, ya que el sábado había perdido 2-0 en su desplazamiento liguero a Augsburgo.

En el palmarés histórico, el Bayern consolida su primera posición, con ocho títulos, y amplía a dos su ventaja sobre el segundo, el Borussia Dortmund, que se queda con seis.

En los últimos ocho años, en seis ocasiones este torneo se ha decidido con un duelo entre Bayern Múnich y Borussia Dortmund.

El de la edición de 2020 se jugó en Múnich, a puerta cerrada por el aumento reciente de la tasa de contagios de coronavirus en la región de Baviera.

Kimmich, decisivo

Tolisso abrió el marcador en el 18, rematando un pase de la muerte de Robert Lewandowski. El portero tocó, el balón fue al larguero y el jugador francés acudió raudo a empujar a la red y asegurarse de que el tanto subía al marcador.

Müller (32) ampliaba la cuenta del Bayern de cabeza, a centro de Alphonso Davies, pasada la media hora de partido.

El Dortmund acortó en el 39, con un tiro en el área de Brandt a pase de Haaland, que fue el autor del 2-2 provisional en el 55, en un cara a cara ante Manuel Neuer.

El gol que decidió esta Supercopa, ya en el 82, fue obra de Kimmich, en dos tiempos, tras un disparo que el portero rechazó, pero en el segundo intento pudo firmar el 3-2 definitivo.

“Tuvimos la posibilidad de ganar el partido. Estoy contento con cómo lo hicimos, aunque hay cosas por mejorar”, señaló el técnico suizo del Borussia Dortmund, Lucien Favre. “Desgracidamente no materializamos nuestras ocasiones. No estoy muy, muy satisfecho, pero sí satisfecho”, se consoló.

La Supercopa de Alemania es un torneo que se juega habitualmente en agosto, previo al inicio de la Bundesliga, pero esta temporada fue trasladado de su fecha habitual por la transformación del calendario, adaptado a los efectos de la pandemia.

El partido de este miércoles sirvió además como despedida para la árbitra Bibiana Steinhaus, encargada de dirigir el duelo.

Steinhaus, que tiene 41 años, hizo historia en 2017 al convertirse en la primera mujer en ser árbitra principal en una gran liga europea.