accidente aéreo
Fotografía: Ostseewelle Hitradio - DPA
Schwerin, Alemania.

Las autoridades alemanas seguían investigando hoy las causas de la colisión de dos cazabombarderos del tipo Eurofighter que se cobró el lunes la vida de un piloto.

Un portavoz de la Fuerza Área alemana, el comandante Roman Ladenko, aseguró que cerca de 300 militares se encuentran en la zona con el fin de encontrar todos los restos del accidente, reemplazando a los 200 que se habían encargado de buscar a los pilotos y asegurar el lugar.

Ladenko reconoció que las cajas negras de los aviones implicados todavía no han sido encontradas. También añadió que las maniobras militares en la zona han sido suspendidas por el momento. El accidente tuvo lugar en la región de Mecklemburgo-Pomerania Occidental.

Uno de los dos pilotos falleció, mientras que el otro se encuentra fuera de peligro e ingresado en el hospital de la ciudad de Rostock, informó un portavoz de su propio escuadrón de vuelo.

Algunos restos del accidente fueron encontrados en las proximidades una guardería, en concreto una parte de medio metro que fue recuperada por el Ejército a unos 40 metros del patio. “Tuvimos mucha suerte”, dijo la directora del centro.

Diversos políticos locales expresaron su rechazo a que las maniobras militares se sigan realizando en el futuro, ya que argumentan que se trata de una zona turística.