Aunque diariamente se atienden por parte de esta corporación incidentes como incendios, accidentes carreteros y capacitaciones a empresas, las inspecciones han aumentado hasta cuatro veces más las labores de los elementos. JULIO CESAR BARRAGÁN SÁNCHEZ

Desde mediados del mes de enero que la unidad municipal de protección civil y bomberos en Autlán comenzó con la inspección y verificación a los más de 4 mil 500 negocios que hay en todo el municipio y sus comunidades esto ha intensificado hasta 4 veces el trabajo de los elementos de la corporación así lo explicó el director Ignacio Arroyo Verastegui quien dijo que las inspecciones  se suman a la atención de reportes de incendios, accidentes y otros incidentes que se registran a diario.

“Se ha trabajado todo el año en materia de inspección hasta dar cumplimiento al total de negocios. Esto es de aplicación general en todo el municipio, y nuestro trabajo de inspección se ha cuadriplicado es decir, aparte de atender las emergencias de nuestros programas normales de atención, es esa parte preventiva creo la más importante, y el reto más sobresaliente que podemos determinar para tener un municipio más seguro es hasta el termino de los 4 mil negocios que puedan existir en Autlán”.

Arroyo Verastegui explicó que estas inspecciones si tienen un cobro el cual está fundamentado en la ley general de protección civil en donde se estipula que todos los negocios deben contar con las medidas necesarias de prevención y explica en qué casos no aplica este cobro.

“Están exentos de pago todos aquellos establecimientos móviles que no manejan material peligroso. Todos los móviles ambulantes que tengan gas o gasolina, que en su movimiento dicen gasolina, o su expendio dicen gas LP aplica. Y están exentos todos los que no tienen material peligroso”.

Debido a que sólo han sido inspeccionados poco más de mil empresas y negocios aún faltan muchas por lo que será durante todo el año que se mantenga esta carga extra de actividades hasta que se hayan regularizado todos los negocios.