Fotografía: Georgina García Solís
Guadalajara, Jalisco.

Al rebasarse en Jalisco los mil fallecimientos por COVID-19, la carga de trabajo de las funerarias está en aumento.

El coordinador general de la Funeraria Infinity, Javier Ramos estimó un incremento entre el 25 y 30% de los servicios a raíz de la emergencia sanitaria, aunque todavía no llegan a ser superados por la demanda.

Los servicios por fallecimientos por COVID-19 no llegan a las capillas de las funerarias, como parte de los protocolos sanitarios. Los cuerpos son llevados del hospital a los crematorios para ser incinerados o al panteón para la sepultura. De acuerdo con los registros de Infinity, en el 95% de los casos se opta por la cremación.

El coordinador de la funeraria señaló que una de las dificultades que enfrentan es la falta de claridad en las causas de muerte y que lo han resuelto con la aplicación del protocolo de COVID-19 en todos los casos, en los que hubo insuficiencia respiratoria.

Como parte del protocolo no se pueden hacer traslados de cuerpos a otros estados, salvo si los restos son incinerados.

La emergencia sanitaria ha cambiado la forma de despedir a las personas fallecidas, aún cuando la causa de muerte no sea el virus. Las velaciones duran menos de seis horas y no congregan más de 15 personas.

Georgina García Solís

Georgina García Solís

Reportera en Canal 44
Licenciada en Ciencias de la Comunicación Desde el año 2000 ejerce el oficio de reportera y ha trabajado para diversos medios de comunicación como El Occidental, El Esto Jalisco, La Jornada Jalisco, El Informador y Zona 3. En su paso por la prensa local ha cubierto las fuentes de espectáculos, deportes y política,y ha desempeñado otras funciones como coordinación de agenda de información y producción de contenidos. Actualmente es reportera de economía de Canal 44 y estudia la Maestría de Periodismo Digital, de UdG Virtual.
Georgina García Solís