Cachemira
Fotografía: Rizwan Tabassum - AFP
Srinagar, India.

Al menos 4 mil personas han sido arrestadas en la Cachemira bajo control indio desde la revocación de la autonomía de este territorio por parte de Nueva Delhi, dos semanas atrás, ante el temor de que se produzcan grandes manifestaciones, señalaron a la AFP fuentes gubernamentales.

Estas personas fueron detenidas en virtud de la ley de seguridad pública, dijo a la AFP un magistrado quien declaró bajo la cobertura del anonimato.

Esta ley, muy controvertida, permite a las autoridades indias encarcelar a una persona durante un periodo de hasta dos años sin cargos en su contra y sin ser sometida a juicio.

“La mayoría de ellos (los arrestados) fueron evacuados por avión desde Cachemira porque en las prisiones ya no queda más espacio”, precisó el magistrado, añadiendo que había obtenido las cifras preguntando a sus colegas en el territorio vía un teléfono satelital.

La familia de un comerciante de madera, Sidiq Jan, de 62 años, señaló este domingo a la AFP que el hombre había fallecido tras inhalar gases lacrimógenos lanzados por las fuerzas del orden.

Interrogado, el gobierno local no respondió a esta demanda. Hasta ahora, sólo se había señalado la muerte de un joven, ahogado cuando trataba de escapar de la policía.

Hasta ahora, las autoridades no habían brindado cifras oficiales de detenidos desde el inicio de la crisis: tan sólo habían confirmado el arresto de un centenar de responsables políticos locales, activistas y universitarios.

No obstante, según supo la AFP tras consultar a numerosos responsables locales y miembros de las fuerzas del orden, las detenciones podrían contarse por millares.

En Srinagar, “6 mil  personas se hicieron un chequeo médico tras ser detenidas”, explicó un policía bajo el anonimato.

Otro miembro de las fuerzas de seguridad habló de “miles de personas encarceladas”, sin tener en cuenta los habitantes detenidos en comisarías sin ser inscritos en ningún registro.

– Heridos –

Desde el 5 de agosto, día en que India decidió revocar la autonomía constitucional a la parte de Cachemira que controla, las tensiones no han hecho más que aumentar.

El apagón informático (e informativo) y las restricciones de movimiento y reunión han sido una constante en estas semanas. El viernes India empezó a rebajar estas medidas, pero unos altercados que dejaron 8 heridos hicieron que las restableciera.

Un alto funcionario del gobierno dijo este domingo a la AFP que las centrales telefónicas volverían a funcionar con normalidad como muy tarde “al final de la jornada”.

Las autoridades habían negado o minimizado previamente la información sobre protestas, asegurando que la mayor parte del valle de Cachemira se había mantenido pacífico.

Por otro lado, el ejército indio confirmó que un soldado había muerto el sábado por disparos procedentes del otro lado de la frontera, desde Pakistán.

Unos 80 mil paramilitares indios suplementarios han sido desplegados en la parte india de Cachemira, sumándose al medio millon de soldados que ya hay en circunstancias normales.

India y Pakistán, que se repartieron el territorio de Cachemira tras su independencia de Gran Bretaña en 1947, se han enfrentado en tres guerras, dos de ellas relacionadas con este territorio fronterizo.