Marina Armada de México investigación desapariciones forzadas
Fotografía: Proceso
Ciudad de México, México.

La Marina Armada de México (SEMAR) autorizó al ministerio público el acceso a bases militares para investigar presuntos casos de desaparición forzada de los que son señalados algunos de sus elementos destacados en el norte, informó este lunes la dependencia al comprometerse a colaborar en el caso.

La Marina permitió que personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH, ombudsman) y de las fiscalías general y estatal inspeccionen sus bases en los estados de Tamaulipas y Nuevo León para investigar la desaparición de al menos 23 personas, de acuerdo con un comunicado de la institución.

La denuncia, presentada por la ONU a finales del mes pasado, indica que desde febrero y hasta el 16 de mayo se documentó la desaparición de 21 hombres y dos mujeres en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas y fronteriza con la estadounidense Laredo, una de las regiones más afectadas por la criminalidad ligada al narcotráfico.

Según los testimonios, las desapariciones “habrían sido perpetradas a menudo entrada la noche o al amanecer por miembros de una fuerza de seguridad federal” y entre las víctimas hay al menos cinco menores, tres de ellos de 14 años.

“Se realiza una búsqueda diligente y efectiva de las personas desaparecidas, con la participación de las y los familiares de dichas personas”, destacó la Marina.

Informó que su Órgano Interno de Control será el encargado de iniciar los procesos administrativos y de investigación junto a la Fiscalía General de Justicia Militar.

“A la Procuraduría General de la República (fiscalía general) se le hizo patente la plena disposición de esta institución para colaborar de manera amplia en las diligencias y requerimientos de información que se desprendan”, agregó.

Existen numerosas acusaciones de desaparición forzada contra las fuerzas de seguridad de México en los últimos años, ocurridas en el marco de una polémica ofensiva militar antidrogas lanzada por el gobierno a finales de 2006.

Cifras oficiales apuntan a que el número de personas desaparecidas supera las 30.000, mientras que más de 200.000 han sido asesinadas desde el inicio de la ofensiva, aunque el conteo oficial no precisa cuántas de esas víctimas están ligadas al combate a la criminalidad.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here