renovaciones del MacBook con Air
Fotografía: Josh Edelson - AFP
San Francisco, Estados Unidos.

Apple concluyó este martes el período de renovación de sus ordenadores portátiles con el anuncio de actualizaciones para los modelos que todavía no habían sido “puestos al día”, el MacBook Air y la versión más “barata” de MacBook Pro, que aun así cuesta 1,299 dólares.

En un comunicado, la firma de Cupertino (California, EEUU) detalló las novedades, entre las que destacan la inclusión de la barra táctil y la identificación mediante huella para el Pro de 13 pulgadas, así como la llegada de la tecnología “tono verdadero” al Air, que ajusta de forma automática el brillo y los colores de la pantalla en función del ambiente.

El MacBook Pro de 13 pulgadas, además, incorpora un chip de cuatro núcleos y octava generación Core i5 de 1,4 GHz (ampliables a 3,9 GHz), mientras que el Air conserva el mismo microprocesador que las versiones anteriores.

Las versiones actualizadas de los portátiles costarán 1,099 dólares en el caso del Air (con una oferta especial de inicio de curso de 999 dólares para estudiantes), 1,299 dólares el MacBook Pro con SSD de 128 GB y 1,499 dólares el Pro con SSD de 256 GB.

A finales de mayo, Apple anunció nuevas versiones de las gamas altas de MacBook Pro en los que rediseñó por completo el teclado, después de haber recibido multitud de críticas durante los meses anteriores por parte de usuarios que se quejaban de que este se rompía con mucha facilidad.

En esa ocasión, la firma que dirige Tim Cook también anunció que reemplazaría todos los modelos anteriores de teclado “butterfly” gratuitamente a aquellos clientes que lo deseasen por la nueva versión, en el que las teclas están hechas con un material distinto que, según la empresa, soluciona los problemas.

Por otro lado, el portal especializado Tech Crunch publicó hoy que Apple ha dejado de vender los MacBook con pantalla de 12 pulgadas, un modelo cuya última versión salió al mercado en 2017 y que no terminó de cuajar entre los clientes.

La compañía presentará sus resultados correspondientes a los primeros nueves meses de su año fiscal 2019 el próximo 30 de julio, en un momento delicado para la empresa en el que las ventas de su producto estrella, el iPhone, están estancadas o van a la baja en todo el mundo y la firma trata de virar su estrategia hacia los servicios.