Fotografía: EFE
Mérida, Yucatán.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se creará una planta generadora de energía eléctrica a partir de gas natural, para evitar cortes de luz en la Península de Yucatán, como los que se han registrado recientemente.

Durante la entrega de apoyos de Programas Integrales de Bienestar y Desarrollo, aseveró que se trabaja para garantizar el abasto de gas natural en esta zona, “vamos a tener gas suficiente en el sureste y en toda la Península, va a haber gas natural”.

“Vamos también a apoyar para que se resuelva la escasez de gas natural, que ha generado los problemas de los apagones, porque se abandonó el sureste (…) y en los últimos tres años no se crearon plantas de generación de energía eléctrica“, adelantó.

“Ahora yo estoy haciendo el compromiso: vamos a tener gas natural suficiente en toda la península de Yucatán, es mi compromiso”, añadió el mandatario en la sede del Complejo Olímpico Deportivo Inalámbrica de esta ciudad.

López Obrador resaltó que ya dialogó con el titular de la Comisión Federal de electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, para que en la Península de Yucatán se construya una planta de energía eléctrica, para que nunca más haya apagones en esta entidad.

Acompañado por el gobernador de la entidad, Mauricio Vila Dosal, el presidente dio a conocer que Mérida será sede del Tianguis Turístico nacional e internacional, y que se destinará un presupuesto de 500 millones de pesos para mejorar Puerto Progreso, que si bien no está abandonado, le falta infraestructura.

Sobre el proyecto del Tren Maya, el jefe del Ejecutivo reiteró que este proyecto se construirá en el sur-sureste del país, para detonar el desarrollo de esa región que por años estuvo abandonada.

“Llegaron estos corruptos tecnócratas y acabaron con los trenes de pasajeros; resurge nuevamente el ferrocarril. Vuelve el ferrocarril, pero más moderno”, anotó, al resaltar que “solo para el tramo de Yucatán, (se invertirán) 25 mil millones de pesos”, lo cual generará empleos en la región.

López Obrador ofreció disculpas a los estados del norte, centro y del Bajío, por priorizar el Tren Maya, pero explicó que en esas regiones hay más crecimiento, mientras que “el sur-sureste del país se abandonó y el sur, como decía (el escritor y poeta uruguayo, Mario) Benedetti en su poema que canta (Joan Manuel) Serrat: el sur también existe”.

Se dijo convencido de que durante su gobierno, se acabará con la corrupción e impunidad; “me canso ganso”, remarcó ante el aplauso de los presentes, en su mayoría jóvenes, ante quienes reiteró que su gobierno “es del pueblo, para el pueblo y con el pueblo”.

El gobernante recordó y envío un saludo a Wílliam Berzunza León, expelotero yucateco y miembro del Salón de la Fama del Béisbol Mexicano, quien, dijo, “regaba hit por todo el campo”, y a quien tuvo oportunidad de saludar durante un juego entre veteranos de Yucatán y sus similares de la Ciudad de México.

“Si está vivo, lo mando saludar, y si ya se nos adelantó, pues que nos espere porque allá vamos a echarnos otro partidito”.

Antes del discurso del primer mandatario, al grito de “¡Se ve, se siente, Antorcha está presente!”, integrantes de esta agrupación mostraron pancartas fosforescentes en las que se leía: “Miente”, luego que el mandatario advirtió en recientes discursos en varios estados que durante su gobierno, los apoyos sociales se otorgarán sin intermediarios.

En su turno, el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Ponds, dijo que el proyecto Tren Maya no es solamente un proyecto de turismo, sino de desarrollo para la región.

Dijo que se trabaja con la Secretaría de Bienestar y la de Desarrollo Rural para habilitar programas específicos que aprovechen la instalación del tren, como el transporte de productos del sur, de la Península o de las regiones de Tabasco y Chiapas hacia los centros de consumo que se encuentran en la Riviera Maya.

En su turno, el gobernador panista Vila Dosal destacó el hecho de que la ruta del Tren Maya atraviese por la entidad, lo que beneficiará a la población que, recordó, durante muchos sexenios estuvo abandonada.

“Nunca había habido un presidente que pusiera sus ojos en grandes obras de infraestructura para el sureste mexicano”, acotó, y sostuvo que “sería muy importante que en segunda etapa (de construcción del Tren Maya) se considerara un ramal que fuera de la ciudad de Mérida a Progreso (…) estoy seguro que en un futuro cercano podemos hacer algo”.

A su arribo a esta ciudad, el primer mandatario, quien llegó acompañado por su esposa Beatriz Gutiérrez Müller y el hijo de ambos, Jesús Ernesto, fue recibido por el gobernador Vila Dosal y el alcalde Renán Barrera Concha

También estuvo presente un centenar de personas, quienes en mano propia, entregaron a López Obrador sus demandas de mayor vivienda, e incluso le solicitaron su apoyo para agilizar algunos problemas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Redacción: Notimex.