Crecimiento México
Fotografía: Gobierno de México
Ciudad de México, México.

Los analistas privados que consulta mensualmente el Banco de México redujeron su pronóstico de crecimiento económico para el país en 2019 en medio de la amenaza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles a las importaciones mexicanas.

Los 39 grupos de análisis que consultó el banco central esperan ahora que la segunda economía latinoamericana crezca 1.35% en 2019, una disminución frente al 1.5% que estimaron en abril, según datos difundidos este lunes por el Banco de México.

La encuesta se hizo entre el 23 y el 30 de mayo, el día que Trump amenazó con imponer aranceles a los productos mexicanos a partir del 10 de junio si no detiene los flujos migratorios hacia Estados Unidos.

Los analistas han comenzado a tomar en consideración el posible impacto en la economía mexicana de la entrada en vigor de esos aranceles.

Por ejemplo, los especialistas del banco español BBVA Bancomer señalaron el 31 de mayo que la amenaza de Trump de imponer aranceles genera incertidumbre sobre la ratificación del T-MEC, el pacto comercial entre México, Estados Unidos y Canadá que aún debe ser aprobado por los legislativos de los tres países.

Los analistas explicaron que esos temores y su impacto en la inversión implicará un crecimiento menor al 1% en 2019 “y que una recesión económica no pueda ser descartada”.

Este lunes, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, alertó sobre el efecto “contraproducente” que podrían tener esos aranceles y dijo que el gobierno mexicano busca trabajar con Estados Unidos para acelerar el desarrollo económico de Centroamérica y reducir la migración.

“Las tarifas podrían causar inestabilidad financiera y económica, lo que significa que México podría reducir su capacidad para abordar los flujos migratorios”, dijo Ebrard, quien el próximo miércoles se reunirá con el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, para tratar de calmar la situación.

Antes de conocerse las amenazas de Trump, el propio Banco de México ya había reducido su pronóstico de crecimiento económico a un rango de entre 0.8% y 1.8% frente a la estimación previa de 1.1% y 2.1%.

El banco central dijo en ese momento que redujo su expectativa ante el débil desempeño en el primer trimestre, cuando la economía mexicana se contrajo 0.2%, lo que complicó la meta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de lograr un crecimiento del 2% en este año.