Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este sábado que se están analizando todas las opciones para el rescate de la economía mexicana tras la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus, pero sin recurrir a la contratación de deuda.

“Tendremos fondos suficientes para rescatar al pueblo, y no descartamos ninguna posibilidad, pero no nos iremos a la primera de bruces con lo que una y otra vez se ha aplicado y ha fracasado”, dijo el mandatario en su conferencia matinal.

Unos 28 líderes de la política y la economía en México enviaron una carta a López Obrador el viernes en la que le pidieron repensar en la posibilidad de convocar a todos los sectores económicos y sociales a un acuerdo nacional para enfrentar juntos los impactos derivados del coronavirus.

“México enfrenta hoy un reto formidable, impuesto por una contingencia que nadie preveía o podía imaginarse hasta hace solo tres meses, pero cuyos efectos están siendo ya terriblemente costosos para millones de seres humanos”, escribieron los firmantes en la misiva.

Pero AMLO, el acrónimo con el que se le conoce al presidente izquierdista, insistió en que hará el mayor esfuerzo por no recurrir a la contratación de deuda.

“No es más de lo mismo, porque esto ya cambió”, advirtió.

El Ministerio de Hacienda recortó drásticamente el miércoles sus pronósticos para la economía mexicana, la segunda más grande en América Latina después de Brasil, en 2020, ante los efectos de la pandemia, alineándose con las estimaciones del mercado.

Hacienda espera ahora un rango que va de una expansión de 0,1% a una contracción de 3,9%, frente a su estimación previa de 1,5% a 2,5% de crecimiento.

El gobierno mexicano presentará este domingo un plan de reactivación económica que buscará paliar el severo impacto de la pandemia de COVID-19 en la actividad productiva del país.