Rusia
Fotografía referencial: Fasily Maximov - AFP
Moscú, Rusia.

La policía rusa realizó este jueves decenas de allanamientos en todo el país a colaboradores del opositor Alexéi Navalny, implicado en el movimiento de protesta de los últimos meses en Rusia.

El militante anticorrupción de 43 años, cuya organización está siendo investigada por “blanqueo”, dijo que tuvieron lugar más de 200 allanamientos en al menos 41 ciudades del país donde trabajan su colaboradores.

Leonid Volkov, el brazo derecho del opositor, indicó que la operación iba dirigida contra “los apartamentos de los coordinadores y las oficinas, pero también en los domicilios de los colaboradores y voluntarios activos”.

La policía intervino, entre otras, en las ciudades de Nijni Novgorod, Vladivostok, Kazán, Novosibirsk, San Petersburgo y en el enclave de Kaliningrado.

En Ekaterimburgo, en los Urales, las imágenes publicadas por los medios locales muestran a policías con la cara cubierta impidiendo el acceso a un local de la organización del opositor.

En Perm, un grupo de activistas señaló que las fuerzas del orden se introdujeron en los locales entrando por una ventana.

En Twitter, Navalny afirmó que la policía también estaban se encontraba frente a sus oficinas en Moscú.

La semana pasada estas oficinas, así como un estudio de grabación de su equipo, ya fueron allananados.

Según los partidarios de la oposición, esta operación es una represalia contra el gran movimiento de protesta en Moscú durante el verano boreal, el más importante desde 2012.

 

A partir de mediados de julio se organizaron manifestaciones cada fin de semana para protestar contra la exclusión de los candidatos de la oposición en las elecciones al parlamento de Moscú.

Todos los candidatos del equipo de Navalny fueron excluidos del escrutinio.

En las urnas, las protestas se tradujeron el domingo en un serio revés para los candidatos del poder en las elecciones de Moscú, donde perdieron un tercio de los escaños que tenían hasta entonces.

Navalni había llamado a “votar con inteligencia” a los candidatos mejor situados para derrotar a los del Kremlin, como a los comunistas.

“¿Por qué tanta histeria? Dos palabras: voto inteligente”, afirmó este jueves Navalni al hablar de la operación policial.

“Para la policía la única manera de responder a las manifestaciones masivas era hacer allanamientos masivos”; añadió por su parte Alexander Golovach, uno de los abogados del Fondo de Lucha Contra la Corrupción, la organización creada por Alexéi Navalny.

Según Leonid Volkov, los allanamientos están relacionados con un caso de presunto blanqueo de mil millones de rublos (unos 14 millones de euros) por parte del Fondo.

El caso empezó a ser investigado por las autoridades a principios de agosto, coincidiendo con las manifestaciones en Moscú.

Kira Iarmych, la portavoz de Navalny, denunció un “golpe masivo”, un “acto de intimidación” y un “robo” con el el objetivo de paralizar el trabajo de su organización.

También dijo que las cuentas de las oficinas regionales de Navalny quedaron congeladas.

El movimiento independiente Golos, especializado en la observación de las elecciones en Rusia, también anunció el jueves ser objeto de dos operaciones de policía en sus oficinas provinciales.

Según el periódico The Bell, estas intervenciones tendrían como objeto evitar el desarrollo de la organización de Navalny en las provincias rusas para evitar malos resultados como los del domingo en Moscú.